La corporacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3850 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 19 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Parábola del Sadhu1


Después de encontrar un peregrino moribundo en una escalada en el Himalaya, un empresario

pondera las diferencias entre la ética individual y colectiva. Por Bowen H. McCoy2

El año pasado, como participante en el nuevo programa sabático de seis meses que mi empresa ha adoptado, disfruté la excelente oportunidad de aclarar mis pensamientos así como de haceralgunos viajes. Pasé los primeros tres meses en el Nepal, caminando 600 millas a través de 200 pueblos en la cordillera del Himalaya y escalando a unos 120.000 pies de altura. Mi único compañero occidental en el viaje era un antropólogo que me ilustraba sobre los patrones culturales de los pueblos que atravesábamos. Durante la caminata por el Nepal ocurrió algo que ha tenido un poderoso impacto en mipensamiento sobre la ética colectiva. Aunque alguien podría argumentar que la experiencia no tiene relevancia para los negocios, fue una situación en la que un dilema ético básico de repente se introdujo en las vidas de un grupo de individuos. La forma en que respondió el grupo supone una lección para todas las organizaciones, no importa cómo se definan.

El Sadhu La experiencia del Nepal fue másaccidentada de lo que yo había previsto. La mayoría de las caminatas que organizan las agencias de viajes son de dos o tres semanas de duración y cubren un cuarto de la distancia que recorrimos. Mi amigo Stephen, el antropólogo, y yo estábamos a la mitad del camino a través de la parte del viaje del Himalaya de 60 días cuando alcanzamos el punto más alto, un desfiladero a 18.000 pies sobre unacresta que debíamos atravesar para llegar al pueblo de Muklinath, un antiguo lugar sagrado para los peregrinos. Seis años antes, yo había sufrido edema pulmonar, una forma aguda de enfermedad de las alturas, a 16.500 pies en las cercanías del campamento en la base del Everest, por lo que estábamos comprensiblemente preocupados por lo que me podría ocurrir a 18.000 pies. Además, los Himalayas estabanteniendo su primavera más húmeda en 20 años; el polvo de nieve y el hielo ya nos habían apartado de una cresta. Si no lográbamos atravesar el desfiladero temía que la última media parte de nuestro viaje, una viaje de los que sólo se realizan una vez en la vida, se arruinaría. La noche anterior a que intentáramos atravesar el desfiladero, acampamos en una cabaña a 14.500 pies. En las fotos tomadasen ese campo mi cara parece pálida. El último pueblo que habíamos atravesado estaba a dos días de dura caminata por debajo de nosotros, y yo estaba cansado.

Bowen H. McCoy, “The Parable of the Sadhu”, Harvard Business Review, septiembre/octubre, 1983. Reimpr. en Harvard Business Review, mayo/junio, 1997, pp. 54-56, 5860, 62, 64. Reimpr. en Business Ethics. Annual Editions, 98/99, pp. 114-118.Bowen H. McCoy, jubilado de la Morgan Stanley en 1990, después de 28 años de servicio. Ahora es un verdadero consejero de Estado y de negocios, profesor y filántropo.
2

1

Durante la última tarde, cuatro mochileros de Nueva Zelanda se nos unieron, y pasamos la mayor parte de la noche despiertos, pensando en la escalada. Por debajo de nosotros podíamos ver los fuegos de otras dos partidas,que resultaron ser dos parejas de suizos y un club japonés de excursionismo. Para poder avanzar sobre las huellas dibujadas en el hielo antes de que el sol las derritiera, salimos a las 3.30 a.m. Los neozelandeses salieron los primeros, seguidos por Stephen y por mí, nuestros mochileros y Sherpas, y luego los suizos. Los japoneses se quedaron en su campamento. El cielo era claro y confiábamos en queninguna tormenta de verano estallaría ese día para cerrar el desfiladero. A 15.500 pies, me pareció como si Stephen estuviera arrastrando los pies y tambaleándose un poco, lo cual son síntomas de la enfermedad de la altitud. (La etapa inicial de la enfermedad de la altitud trae consigo dolor de cabeza y náuseas. Cuando la condición empeora, un escalador puede encontrar difícil respirar,...
tracking img