La crisis de la moral en nuestro entorno

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3979 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA CRISIS DE LA MORAL EN NUESTRO MUNDO DE HOY
1. …Rechazo generalizado de la ética

No es fácil hablar hoy en nuestro mundo de la moral. La misma palabra provoca de inmediato fuertes sentimientos de rechazo y actitudes agresivas. Los esquemas sociales que nos rodean son muy diferentes a los de otras épocas anteriores, en los que se aceptaba con docilidad las normas impuestas yheredadas del pasado. Aunque siempre existieron debilidades e incongruencias, apenas se ponía en duda el valor de la norma. La conciencia estaba tan acostumbrada a su cumplimiento que cualquier transgresión venía acompañada por el dolor de la culpabilidad.
En este clima la imagen de Dios jugaba un pape! importante, pues la amenaza de perder su amistad por el pecado y la posibilidad de una eternidaddesgraciada, presionaban de tal manera el interior que parecían destruir nuestra propia libertad. El peso de la lev era excesivo como para vivir con alegría las exigencias humanas y cristianas. Me impresionó el recuerdo que aún le quedaba a una persona adulta de sus años infantiles. Solía repetirle con frecuencia a su madre: «mamá, yo soy muy buena, pero ' no soy feliz,». La confesión no deja deser dramática, ya que no existía otra alternativa que el sacrificio, la renuncia, la privación, el fastidio para conseguir una conducta buena y honrada, o buscar la felicidad por otros caminos que terminaban despertando !a intranquilidad y el remordimiento interior. El antagonismo entre el deseo más profundo de vivir a gusto y satisfechos, y las imposiciones éticas que desde pequeños nos imponían,era demasiado evidente como para pensar en una posible reconciliación.
No hay que ser muy pesimista para constatar el cambio que se ha operado. Una fuerte mayoría de personas, que fueron educadas en un ambiente cristiano, han dejado de creer en las enseñanzas éticas recibidas. Entre la misma doctrina de la Iglesia, que sigue recordando su normativa sobre temas fundamentales de la praxis, y la vidade muchos creyentes, se da una excesiva separación, como si .se tratara de líneas paralelas. La crisis de la moral es demasiado evidente como para negar su existencia.
Las razones que han motivado semejante situación pueden ser múltiples, como sucede en todos estos fenómenos complejos y extendidos. No bastaría un análisis superficial e ingenuo, como si el diagnóstico de la realidad fuera tanconstatable y patente como ésta. No pretendo ahora abordar el tema con algo de profundidad, pero sí me parece que existe un denominador común, hacia el que confluyen las diferentes dificultades. El rostro de la moral cristiana no resulta atractivo ni seductor en nuestro mundo de hoy. Vale la pena, por ello, apuntar las formas principales que ha tenido la moral cristiana.

2. La dimensiónparenética y espiritual

El acontecimiento de la revelación, sobre todo en la persona de Jesús, despertó un movimiento de entusiasmo. Era una llamada a la salvación que se manifestaba en la Buena Noticia y exigía una entrega de fe en el Dios que nos salva y un compromiso en la tarea de realizar su Reino. Los temas tan bíblico1; de la conversión y del seguimiento de Cristo, con todas lasexigencias que de ahí se derivan, constituyen el punto de partida de una ética evangélica. Vivir como Jesús comporta una serie de actitudes que se aceptan fundamentalmente por el hecho de la fe, sin necesidad de ninguna otra explicación. El asombro y agradecimiento por las verdades trascendentes y desconocidas de la revelación eran suficientes para avanzar por ese nuevo camino.
Una de las funcionesprimordiales de la moral va a ser precisamente el recuerdo de estas exigencias cristianas, Muchas de las exhortaciones que aparecen en el Nuevo Testamento y en los escritos de los Santos Padres manifiestan esta dimensión parenética. No se trata de probar la bondad o la malicia de una acción determinada, sino de animar a su fiel cumplimiento, a vivir en coherencia con lo que se acepta ya como...
tracking img