La crisis de los años sesenta y la intervencion de estado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1357 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
I. índice

I. índice 2
II. Tema 3
III. Introducción 3
IV. La crisis de los años sesenta y la intervención de estado 4
V. Época de elecciones electorales 7
VI. Cinco factores importantes de ruptura del orden social existente: 8
VII. Conclusiones 10

II. Tema
La crisis de los años sesenta y la intervención del estado.

III. Introducción
En este tema se tratara de hacer reflexión encada unos de los personas que actúan en la ciudad, y que a veces es necesario recurrir a la eliminaciones de algunos sectores para la renovación de otros nuevos y mejores, se da un claro ejemplo de cómo una ciudad desmoronada socialmente, puede renovarse por medio de la imagen urbana, sacrificio de viviendas que en su época ya estaban fracturadas por el tiempo de construcción y la creación deespacios que le dieran mas plusvalía a la rentabilidad del uso de suelo. Se dará a conocer la estrategia que utilizo Estados Unidos de América, viendo los pos y los contras que traían esta gran remodelación del corazón de las ciudades.
IV. La crisis de los años sesenta y la intervención de estado
La estabilidad dinámica del modelo de desarrollo urbano de la posguerra no duro mucho tiempo. Diversascontradicciones se manifestaron cada vez con más virulencia. Algunas, enseguida, otras más tardes.
La primera generación de crisis urbana en los estados unidos (que se puede situar, poco más o menos, entre 1957 y 1968) consiste esencialmente a dos series de problemas:
a) La preocupación de los medios de negocios y de los círculos políticos por la decadencia de los centros de la ciudad.
b) Lapérdida del control social en relación con las minorías étnicas y con las capas sobre pobladas concentradas en las ciudades centrales.
El inciso nos remite esencialmente a tres consecuencias principales del proceso de urbanización.
1. El deterioro de los servicios urbanos y del entorno social amenazaron la existencia y la actividad de centros de oficinas. La preservación de este centro era esencial ade las exigencias.
2. Un peligro real para la preservación de algunas funciones la dominación simbólica, las actividades de instituciones culturales y de esparcimiento reservadas a la elite.
3. La influencia política, en una gran proporción, de la antigua clase obrera blanca en barrios de la ciudad central para asegurar un nivel mínimo de servicios y de empleo.
Con el fin de evitar undeterioro de la situación de estos tres planos, el punto crucial fue el de intentar restaurar las finanzas locales aumentando la base económica del centro de ciudades y eliminando gastos de mantenimiento de servicios públicos. Se trataba de abandonar a su suerte a amplios sectores de las ciudades y de concentrar los esfuerzos públicos en programas de renovación urbana, un programa masivo de autopistasurbanas debía permitir la unión del corazón revitalizado de las grandes ciudades, en torno a un programa que articulaba a la vez intereses capitalistas específicos, a las elite políticas locales y al gobierno federal. Esto fue lo que John Mollenkopf propone llamar la ‹‹coalición pro crecimiento››.
Este programa se sustento en un programa gigantesco de renovación urbana que, utilizandodisposiciones legales de la Housing Act de 1942. Este programa que transformo el centro de ciudades como Boston, Newark, Baltimore, los Ángeles, san francisco, etc., se dirigió por entero a implantaciones de oficinas y comercio, con objeto de pro teger el centro de ciudad.
Este programa que había costado hasta 1973 ocho mil doscientos millones de dólares en gastos directos y veintidós mil quinientosmillones de dólares en empréstitos, ha desalojado entre 1964 y 1972 una media de 250 000 familias por año, prevaliéndose de derecho de utilidad pública reservado, los pagos de indemnizaciones a las familias desplazadas fueron mínimos: alrededor de 80 dólares por familia, mientras que se estima que el perjuicio medio sufrido por desplazamiento puede cifrarse en 1 000 dólares. Las familias desalojadas...
tracking img