La cueva de los tres humos verdes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 32 (7924 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CUENTO
LA CUEVA DE LOS TRES HUMOS VERDES
Por: José Alviárez. 22-12-08

Cuando yo era todavía un niño de unos siete años escuchaba con atención los cuentos de los ancianos así como los que mi padre contaba, como a mi me despertaba tanta emoción oírlos, pienso que a muchos niños también; y hasta adultos se divertirían leyéndolos. Entonces me propuse escribir este para que alguien quele guste se lo pueda contar o leer a sus hijos y así no quede en el olvido esta sana costumbre de entretenimiento.
Estas fabulas maravillosas son un recordatorio inolvidable para algunos Niños las que disfrutan con sus sentidos ávidos de conocimientos y llenos de fantasías que los hacen viajar por ignotos lugares a lo desconocido, volando mientras duermen en caballos con enormes alas o, enalfombras mágicas. (¡Que hermosos son nuestros sueños de Niños!)

-Había una vez en un pequeño pueblo un hombre que a su vejes atesoraba grandes riquezas, pues tenia numerosos cultivos en varios hatos de su propiedad así como centenares de cabezas de ganado y varias fabricas de productos para el consumo masivo y mucho dinero acumulado que guardaba dentro de la casa en sitios estratégicos quesolo el conocía, pues manejaba un buen número de empleados a su mando que, con el pago de su jornal contribuía al mantenimiento de sus familias.
Este a la vez tenía dos hijos y a su esposa ya entrada en años, los cuales vivían holgadamente disfrutando de muchas comodidades y sin pasar trabajo, mucho menos hambre. Sus hijos, una hembra y un varón eran el orgullo de sus ancianos padres que leshabían criado con decoro enseñándoles a trabajar y hacer honrrados y respetuosos con sus semejantes.
Cuando el viejo padre se sintió que las fuerzas le abandonaban cada día más, llamó a su hijo varón y le dejó toda su fortuna, con la condición de velar por el bienestar de su anciana esposa y su hija para que no quedasen desamparadas, ya que como eran mujeres y este un hombre de unos treintaaños creía el buen señor, que hacia una gran decisión confiando en el fundamento que su hijo tendría ante esta enorme responsabilidad.
Después de cumplir con todo lo concerniente al sepelio de su padre este incauto hijo; se dedicó a tomar licor y salir de fiesta en fiesta, a celebrar cuantos acontecimientos había en aquel pueblo, gastando y mal gastando a manos llenas toda la fortuna dejada porsu difunto padre.
Así pasaron tres años y en este corto tiempo ya había llegado a la ruina más espantosa que nadie hubiera creído, como no trabajaba, los cultivos se habían acabado y como no tenia dinero los trabajadores se marcharon, desapareciendo todo en su haber; las fabricas cerradas, el ganado vendido para complacer sus caprichos y extravagancias, sumiendo a su madre y a su hermana en lamiseria más pavorosa que jamás pensaron.
Abrumado por los cargos de conciencia y el peso de la culpa, la vida le parecía insoportable. Una mañana al levantarse muy temprano y sin siquiera cepillarse los dientes, como un autómata salió a caminar con rumbo desconocido, caminó y caminó largas horas por caminos solitarios parajes desérticos hasta llegar a un lugar alto y montañoso donde se podíaapreciar un gran precipicio muy profundo que al juzgar por la vista, nadie que se lanzará por allí quedaría con vida y ni un hueso sano saldría de aquel farallón.
Allí estaba él, por varios minutos pensando y llorando copiosamente para llegar a la amarga decisión de terminar con su vida tirándose por aquél hondo abismo que lo llevaría a conseguir la muerte más escalofriante que cualquierhombre pueda merecer…
No le quedaba otra solución, lo había decidido, pero cuando estaba apunto de dar el ultimo y más grande salto de su vida, fijó sus ojos a la distancia y vió que a lo lejos se acercaba alguien montado en un brioso Caballo moro, que dejaba una estela de humeante polvo a su paso.
El jinete que lo montaba venia muy bien trajeado, liquilique beige, sombrero pelo é guama...
tracking img