La danza de los sonajeros

La danza de los Sonajeros

Las danzas pertenecen al folklore del indio Zapotleca, es una costumbre tradicional que aun no se ha perdido, porque ha continuado de generación en generación, aunque en nuestra época ya tiende a desaparecer, porque los capitanes indígenas organizadores ya no encuentran apoyo.

El origen de las danzas en Zapotlán y de los otros pueblos de ascendencia indígena, esprecortesiano. Hay evidencias de que en el Tzapotlán precolombino se bailó en conjunto en honor de la pluralidad de dioses. Se creyó que con la llegada de los evangelizadores a Tzapotlán, estos terminarían con dichas costumbres y tradiciones, sin embargo, lejos de acabar con esta hermosa costumbre, la impulsaron, y fue así como el indio tzapotleca continuo sus danzas, su deporte físico demostrado ensus cabriolas y agilidad de pies, en honor de un solo Dios y de sus Santos Patronos.

Los Sonajeros.- estos bailan al son y ritmo de tamborcitos o cajitas, también se baila al ritmo de las cuerdas de un violín tocado por un indígena líricamente, todas estas danzas han dado por espacio de los siglos, sabor folklórico a las fiestas de octubre en honor del Santo Patrono.

Las “cajitas”mencionadas anteriormente, son ampliamente conocidas en la danza de los sonajeros, cuadrilla en dos hileras formada por indígenas que bailan al son de dos tamborcitos de cuero, cada cual acompañado por una flauta de carrizo.

Las CHIRIMIAS también son de origen prehispánico, que son de la misma clase de instrumentos musicales que el “Teponaztli”, que por los testimonios encontrados, los tocaron los“Tzapotlecas” prehispánicos en sus fiestas, en sus ceremonias religiosas politeístas.

El origen de las imágenes de San José y la Virgen María que la comunidad de Zapotlán decidió venerar llegaron a este territorio en 1747. Se cuenta que un arriero enfermo las trajo consigo a la Hacienda de la Cofradía del Rosario. Se rumora que el arriero salió a buscar ayuda para su padecimiento, o que quizás murióen esta búsqueda porque no volvió por las imágenes. Las esculturas nunca fueron reclamadas y el pueblo de Zapotlán solicito que se instalaran en la catedral para ser veneradas. Desde entonces se atribuyeron a San José dones prodigiosos basados en las necesidades de la población Zapotlán, tales como la protección contra los movimientos sísmicos provocados por el volcán, fuertes sequias y epidemias.La tradición de los sonajeros, o danzas de Zapotlán, data de tiempos prehispánicos. Anterior a la llegada de los españoles a este territorio, los indígenas de Zapotlán danzaban para honrar a Xipe Totec, el dios de la abundancia. Con la imposición de una nueva religión, los indígenas terminaron integrando sus danzas a un ritual católico de festejo y honor a nuevos personajes tales como la Virgende Guadalupe y San José.

Son 16 cuadrillas de los sonajeros que existen en Zapotlán y que año tras año dan a las fiestas josefinas el sabor de la tradición del pueblo indígena que fue evangelizado por Fray Juan de Padilla en el siglo XVI, quien les permitió conservar sus costumbres que se combinaron con la doctrina cristiana.

El origen del vestuario es de Tuxpan, Jalisco, adoptado por losZapotlenses a partir de 1894, año en que se inicia la tradición del sonajero en Zapotlán el grande. Esta es originada en la ciudad por la familia De la Cruz.

El vestuario consiste en camisa de manta adornada con chaleco de listones seda de múltiples y brillantes colores; calzón terminado en polainas rojas; calzoneras negra con bordado y aplicaciones en chaquira, asegurada la cintura por unceñidor de color rojo, sombrero de palma blanca y huarache al calzado.

La sonaja, bastón de madera torneado en cuyos huecos se arman rodajas metálicas o chichines, producen sonido rítmico y uniformé que imprime a esta danza gran fuerza y precisión.

Mucho ha cambiado la danza de los sonajeros desde aquella época prehispánica. Antes de 1747 los indígenas no tenían acceso al templo con sus...
tracking img