La docencia es un estado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (448 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La docencia es un estado 
Un estudiante y un maestro:   ‐ ‐ ‐ ¿Maestro, cómo puedo saber lo que me interesa aprender?  Confía en mí, escuchó el estudiante.  ¿Cómo sé que puedo confiar en usted? ¿Qué  debería  contestar  el  maestro?  ¿Qué  aspectos  consideraría  para  argumentar  su  respuesta? El maestro no contestó directamente. Buscó un referente profesional, una experiencia ajena,  propició su exposición y dejó la respuesta al estudiante.  Hoy, ese estudiante es maestro.  La  motivación,  ese  motor  personal,  depende  de  estímulos.  A  veces  esos  estímulos  se encuentran intuitivamente, otras es necesario buscarlos. ¿Dónde se buscan, cómo? Suele ser  necesario  saber  ver,  una  habilidad  que  se  fomenta  desde  la  oportunidad.  Ante  los  dogmas cabe el espíritu crítico, aun sin experiencia. La simple actitud de cuestionar es en sí misma un  estímulo.  Pero  la  habilidad  no  se  obtiene  con  “porqués”;  son  los  “por  qué  no”,  los  que desvelan una nueva actitud, complementaria: el espíritu creativo.  Indagando en el ámbito universitario acerca de si los profesores se consideraban creativos, el 66,5% respondió afirmativamente. La percepción de sus estudiantes reducía ese porcentaje al  8,72%.  El  argumento  mayoritario  que  sustentaba  este  último  dato  era  que  casi  todos  los profesores hacían lo mismo: presentan la asignatura, exponen la materia, plantean ejercicios,  examinan y califican.  Más  allá  de  la  conveniencia  o  no  de  alterar  el  estado  de  las  cosas,  cabe  preguntarse  si  la sociedad necesita espíritu crítico y/o espíritu creativo. La conjunción, obvia respuesta, tal vez  sea sin embargo el mirlo blanco, esa rara avis cuya presencia es tan rala como en la docencia la  reflexión.  La vorágine que acompaña el comienzo del curso da paso a una ansiada rutina que nos instala  a velocidad de crucero en la comodidad de lo previsible. La percha, incluso maniquí, que nos ...
tracking img