¿La eutanasia, muerte digna?

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1302 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA EUTANASIA, ¿MUERTE DIGNA?
Reciente mente ha resurgido las discusiones acerca de la aplicación o no de la “Muerte Asistida”, como es llamada en los círculos médicos, otros la catalogan como la “Muerte Digna”, termino usado por los juristas y defensores de este acto; este nuevo enfrentamiento entre defensores y detractores, de la Eutanasia se vio animado por el caso de una estadounidense quehabía vivido en estado vegetativo por 15 años y murió después de una larga batalla judicial entre su esposo y su familia. En general ha sido tan cuestionado el debate en los medios de comunicación que actualmente proyectos de ley a favor de la legalización de la Eutanasia han sido presentados en los congresos de diversos países en el mundo. Este tema no es nuevo, como algunos piensan, La eutanasiano planteaba problemas morales en la antigua Grecia: la concepción de la vida era diferente. Para los griegos, una mala vida no era digna de ser vivida y por tanto ni el eugenismo, ni la eutanasia complicaban a las personas; sin embargo Hipócrates representa una notable excepción: él prohibía a los médicos la eutanasia activa y la ayuda para cometer suicidio, de hecho el juramento hipocráticooriginal reza “A nadie, aunque me lo pidiera, daré un veneno ni a nadie le sugeriré que lo tome”. La versión Moderna de este mismo juramento expresa: “Nunca prescribiré ni administraré a ningún paciente, aun cuando me lo pidiere, una medicina en dosis letal, y nunca aconsejaré cosa semejante; ni haré nada, por acción u omisión, con el propósito directo y deliberado de acabar con una vida humana”. Apesar de esto, y de muchas otras razones actualmente algunos países ya han legalizado esta práctica incentivando a otros a buscar nuevas “vías legales” para la muerte asistida. El movimiento para la legalización de estas prácticas comenzó en Inglaterra en 1935, con la creación de la Asociación por la Legislación de la Eutanasia Voluntaria. Posteriormente En el estado de Oregón (EEUU) los ciudadanosaprobaron por referéndum en 1994 el suicidio asistido por médicos para enfermos terminales. En España ha cobrado pujanza la Asociación Pro Derecho a Morir Dignamente, pero el cambio más importante tuvo lugar en abril de 2002, cuando los Países Bajos legalizaron la eutanasia, con una serie de garantías, convirtiéndose así en el primer Estado del mundo que daba este paso. Bélgica, en septiembre delmismo año, fue el segundo. En el caso de Venezuela, La Asamblea Nacional actualmente discute un proyecto de Código Penal que podría reconocer ambos procedimientos como derechos ciudadanos del paciente. En el artículo 163 del texto se establece: “no será punible el médico quien, por voluntad expresa de una persona hábil por la ley, sea requerido para poner fin a su vida, por procedimientoscientíficos, siempre y cuando: Conste por escrito de cualquier forma la expresión clara y libre de su voluntad; se trate de persona mayor de edad o emancipado; la persona solicitante presente una enfermedad terminal, incurable, en fase terminal constatada y ratificada en condiciones clínicas y la opinión manifestada por dos médicos ajenos a la relación médico-paciente; cuando la persona solicitante estémentalmente incapacitada, o se haya diagnosticado la muerte cerebral por metodología científica prevaleciente, se tomará como expresión de voluntad la otorgada por documento público ante autoridad competente en oportunidad anterior al suceso que lo incapacite y en su defecto por los dos familiares más allegados”.
¿Pero que alegan los defensores de la Eutanasia?
La abreviación del sufrimiento.Esta práctica, según sus defensores, es necesaria pues tiene como propósito acortar el sufrimiento de los pacientes terminales y de aquellos que sufren enfermedades irreversibles.
Derecho a la vida y a la muerte. Estos defensores alegan que así como el individuo ya nacido tiene el derecho inalienable a la vida, tampoco puede negársele el derecho a la muerte.
Un acto de amor hacia el paciente. Es...
tracking img