La guerra civil, julio cesar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 373 (93125 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Julio César

La Guerra Civil

JULIO CÉSAR LA GUERRA CIVIL
(SEGUIDA DE LA GUERRA DE ALEJANDRÍA, DE AULO MIRCIO, MÁS LA GUERRA DE ÁFRICA Y LA GUERRA DE ESPAÑA, DE AUTOR DESCONOCIDO) EDICIONES ORBIS, S. A.

Títulos originales:

Bellum Bellum Bellum Bellum

Civile Alexandrinum Africum Hispaniense

Traducción directa del latín: José Goya Muniáin y Manuel Balbuena Director de la colección:Virgilio Ortega © Editorial Iberia, S. A., 1982 © Por la presente edición, Ediciones Orbis, S. A., 1986 Apartado de Correos 35432, 08080 Barcelona ISBN: 84-7634-496-1 D. L.: B. 2327-1986 Impreso y encuadernado por Printer, industria gráfica s. a. Provenza, 388 08025-Barcelona Sant Vicenç dels Horts (1986) Printed in Spain

1

Julio César

La Guerra Civil

INDICE COMENTARIOS DE LA GUERRACIVIL POR CAYO JULIO CÉSAR COMENTARIOS DE LA GUERRA CIVIL () .........................................................................................3 LIBRO PRIMERO.........................................................................................................................................3 LIBROSEGUNDO.....................................................................................................................................26 LIBRO TERCERO ......................................................................................................................................40 OTROS ESCRITOS COMPLEMENTARIOS........................................................................................71 COMENTARIOS DE LA GUERRA DE ALEJANDRÍA por
AULOHIRCIO...................................71

COMENTARIOS DE LA GUERRA DE ÁFRICA - ANÓNIMO ........................................................93 COMENTARIOS DE LA GUERRA DE ESPAÑA – ANÓNIMO ....................................................119

2

Julio César

La Guerra Civil

COMENTARIOS DE LA GUERRA CIVIL (1) LIBRO PRIMERO I. Después que Fabio entregó a los cónsules la carta de Cayo César, costó muchorecabar de éstos el que se leyese en el Senado, aun mediando para ello las mayores instancias de los tribunos del pueblo, pero nada bastó para reducirlos a que hicieran la propuesta al tenor de su contenido; y así sólo propusieron lo tocante a la República. Lucio Lentulo, uno de los cónsules, promete no desamparar al Senado y a la República, como quieran votar con resolución y entereza; pero sitiran a contemplar a César y congraciarse con él, como lo han hecho hasta ahora, tomará por sí solo su partido, sin atender a la autoridad del Senado, que también él sabrá granjearse la gracia y amistad de César. Escipión se explica en los mismos términos, afirmando que Pompeyo está resuelto a no abandonar la República si encuentra apoyo en el Senado; pero que si éste se muestra irresoluto y blandea,después, aunque quiera, en balde implorará su ayuda. II. Esta proposición, como se tenía el Senado en Roma, estando Pompeyo a sus puertas, parecía salir de la boca del mismo Pompeyo. Algún otro dio parecer más moderado; tal fue, primero el de Marco Marcelo, que se esforzó en persuadir que no se debía tratar en el Senado lo concerniente a la República antes que se hiciesen levas por toda Italia yestuviesen armados los ejércitos, con cuyo resguardo pudiese el Senado segura y libremente decretar lo que mejor le pareciese; tal el de Marco Calidio, que insistía en que Pompeyo fuese a sus provincias para quitar toda ocasión de rompimiento; que César se recelaba de que Pompeyo en haberle sonsacado las dos legiones no tuvo más mira que servirse de ellas contra su persona, y tener estas fuerzas asu disposición en Roma; tai en fin el de Marco Rufo, que con alguna diferencia de palabras convenía en la sustancia con Calidio. Se opuso violentamente a estos tres Lucio Lentulo, y se cerró en que no había de proponer el voto de Calidio. Así Marcelo, aterrado con los baldones, abandonó su parecer, y así violentados los más por la destemplanza del cónsul, terror del ejército presente, y amenazas...
tracking img