La Herencia Colonial En Nuestros Días

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1337 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de agosto de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Quiero partir de la idea de que todos somos iguales ante la ley y somos protegidos frente a eventuales abusos del poder. Además, son los derechos humanos los que se ubican en el ámbito específico de las relaciones entre Estado y la sociedad. Sin embargo, en el Perú estas relaciones dependen de quién se trate, porque unos son más iguales que otros.

La sociedad colonial, cuando llega laIndependencia, no había producido ciudadanos como en América del Norte, sino hombres diferenciados por el color de la piel, el título nobiliario, el ingreso económico, los antepasados, el lugar de nacimiento, etc. Se consideró al indio como un ser inferior, al que había que proteger o castigar y al que no era necesario, por imposibilidad, incorporar a la vida republicana. La marginación de losanalfabetos, entonces, será en realidad la marginación al indio respecto al sistema electoral: la República edificada a espaldas del campesino. Del mismo modo, Portocarrero hace mención de que en un primer momento, los hombres que fundaron la República se propusieron hacer realidad algo excesivo en relación con el medio social existente. Existía la creencia de que las leyes podrían por sí mismas moldear lasrealidades y construir una República de ciudadanos iguales en una sociedad dominada por la servidumbre, la esclavitud y el colonialismo.

En sentido amplio, el racismo es la voluntad perversa y obscena de jerarquizar mediante una sustancialización de las diferencias físicas y culturales sobre la base de las que clasifican a las personas, construyendo escalas de valor social desde lo más deseableque merece todo a lo más indeseable que merece muy poco. Lo indígena es, desde luego, lo abyecto; y lo occidental, el modelo de deseabilidad. Los grupos sociales combinan en distinta proporción ambas realidades.

Flores Galindo considera que el racismo consiguió eficacia porque antes de existir como discurso ideológico funcionaba como práctica cotidiana; es decir, como violencia. Un claroejemplo de ésta violencia de herencia colonial, en la actualidad, es el servicio doméstico el cual reproduce en la vida cotidiana las relaciones que en el pasado existían en las haciendas andinas. Éste heredó rasgos del esclavismo pero también del pongaje. La servidumbre funciona tanto en Lima como en provincias. En familias de clase alta y también de clase media y hasta en hogares de menores ingresos.El común denominador son mujeres jóvenes, migrantes, solteras o abandonadas por sus maridos, con los más bajos ingresos, carentes casi de cualquier organización y sujetas al poder total de su patrón o su patrona. Es decir, la República no llegaba al ámbito doméstico y ellas quedaban al margen de la Legislación. De esta manera la herencia colonial se prolongó en la vida cotidiana. Allí radica laclave que explica su persistencia.

Portocarrero dice que la existencia de una población “excluida” es el síntoma de que nuestras sociedades están construidas sobre una mentira, sobre una falsedad que se trata de desconocer, pero que, a la manera de lo reprimido, retorna desestabilizando el sistema. En efecto, la existencia de gente sin oportunidades desmiente la ideología meritocrática quefundamenta el funcionamiento social. En el Perú, dista de ser cierto que lo que uno tiene es el resultado de su esfuerzo. La relación entre trabajo y la recompensa es tan injusta y arbitraria. Esta percepción desestabiliza la sociedad, pues legitima la transgresión.

Respecto a esto último, Flores Galindo propone otro ejemplo el cual se da a partir de 1960, cuando se vivía un impulso industrial y seconformaba un nuevo núcleo empresarial. Para los dueños de las fábricas, el tipo de relación que debía existir entre patrones y obreros estaba calcado del paradigma que eran las relaciones entre terratenientes y siervos. Las fábricas eran sus haciendas. Lo que quiere decir que no existían reglamentos internos ni nomas establecidas de funcionamiento, sino que todo quedaba supeditado a la voluntad...
tracking img