«La hermenéutica jurídica como interpretación y búsqueda de sentido»

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2444 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
«LA HERMENÉUTICA JURÍDICA COMO INTERPRETACIÓN Y BÚSQUEDA DE SENTIDO»

JOSÉ RUBÉN CRODA MARINI

Introducción
Dos son las ideas que revolotean en mi mente cuando alguien habla de esa cosa rara llamada “hermenéutica”. Y es aquí donde pido permiso para hablar en primera persona. De hecho, el presente escrito es un ensayo y, como tal, es más que válido hablar en primera persona, sea del singularo del plural. Esto es, hablar de la propia experiencia y de los propios saberes en torno a un tema de cariz tan lógico como filosófico: la hermenéutica.
Lo primera idea, un tanto vaga, por cierto, que sobre esa palabra tengo es que se refiere a un personaje divino, Hermes, quien, para los que saben un poco de mitología griega, podrán corroborar que se trata precisamente del intermediario o“intérprete” de los dioses del Olimpo. Esos dioses, al vivir en una dimensión tan distinta de la terrenal, y al poseer una condición o prerrogativa más allá de lo mundano, necesitaban de un ser que les sirviera de puente al comunicar sus designios a los hombres. Así, ante la lejanía y la “otredad” de los dioses griegos, en cuyas manos estaban los destinos de cada hombre que venía a este mundo, la tareadel intérprete era fundamental.
Esa comunicación entre los dioses y los hombres sólo podía darse gracias a la intervención de un tercero neutral, cuya misión era canalizar los mensajes divinos en beneficio o, incluso, en perjuicio de los humanos. Así, la hermenéutica encuentra un referente histórico en ese intérprete que, por estar cercano a la divinidad, conocía sus designios para poder despuéscomunicarlos a los hombres.
La segunda idea me vino después de leer la introducción a la obra de Rivero Weber (Cuestiones hermenéuticas), y tiene que ver, para no variar, con la naturaleza divina del “hermeneuta”, quien es un ser “entusiasmado”. Lo que significa que ha experimentado la divinidad, por estar cerca de ella. En este caso, el entusiasmo es un sinónimo de “endiosamiento”. Esto es, elhermeneuta, intérprete, intermediario, puente, o como se le quiera llamar, lo que hace es transmitir su propia experiencia de lo divino, de lo que ha “visto y oído” al lado de la divinidad.

En torno al concepto de hermenéutica
Si de hermenéutica hablamos, debemos entender con ese término rimbombante el arte u oficio de interpretar. Para muchos autores, tanto filósofos como juristas, lostérminos hermenéutica e interpretación son sinónimos. Para otros, en cambio, hay una fina distinción entre uno y otro. Sin embargo, en ambos términos está presente la idea de la comunicación de una idea, de una experiencia, de un sentido. Así, interpretar es el arte de “dar sentido” a algo. Y la hermenéutica es la ciencia, o disciplina, si se quiere, de la interpretación. La segunda, pues, requiere de unmarco epistemológico, de un método propio, de una serie de requerimientos que la revisten de carácter científico. Mientras que la primera es la acción, el arte, la “puesta en práctica” de la tarea de dar sentido.
He aquí la clásica distinción –que se les debe a los pensadores griegos de la antigüedad y que pronto latinizaron los romanos después de su consabida conquista– entre saber como tal yla puesta en práctica de tal saber, es decir, la distinción entre “ciencia” y “arte” o, en términos más sencillos, la diferenciación entre el saber (scire) y el hacer (agere). Entonces, una primera distinción es que, mientras la hermenéutica es la ciencia, la interpretación es el acto primario que la conforma.
Volviendo a las ideas anteriores que servían de introducción a este escrito, se tieneque la tarea de interpretar, o la ciencia hermenéutica, está preñada de un fuerte contenido religioso. No es de extrañar que hayan sido precisamente los Diálogos de Platón los que mejor expresen, en los albores de la filosofía occidental, el carácter divino de la acción de interpretar.
Es en la tradición judeo-cristiana, de la que somos herederos, lo queramos o no, en la cual la tarea de...
tracking img