La historia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4052 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La historia de un niño inmigrante Hicham
Canarias 7, 2006-03-24

Santa Cruz de Tenerife
Con 14 años no se tiene miedo. No hay muro demasiado alto para escalar, ni río demasiado ancho como para no atravesarlo de un salto, ni océano demasiado grande para cruzarlo en una pequeña patera con 32 personas. Hicham Bouhrouz no miró hacia atrás, no reflexionó cuando llamaron a la puerta de su casa enel Sáhara para coger una patera que partiría desde Tarfaya, Marruecos. «El único miedo que pasé fue cuando, tras ver la costa de Lanzarote, los subsaharianos empezaron a levantarse y casi volcamos, yo sabía nadar pero no creo que hubiera aguantado tanto tiempo», explica, sin embargo, el capitán ordenó el tumulto «sacó una machete enorme y dijo «a quien se mueva le arranco la cabeza» y nadie más selevantó».
La costa de Lanzarote fue el puerto que puso final a una travesía de 48 horas. El patrón no bajo de la barquilla y volvió a Marruecos. «Estuve cuatro días deambulando por las calles de Puerto del Carmen hasta que la policía me detuvo», afirma. Le mandaron un mes al centro de Playa Honda. Luego el traslado a Tenerife. En el CAI La Cuesta duró un día, «me fugué, no me gustaba estar allí»pero volvió, «me castigaron sentándome en una silla» cuenta con una sonrisa pícara. «Allí me trataban muy bien pero siempre me estaban amenazando con que me iban a devolver», señala, «no era muy obediente pero sí hacía lo que sabía que me podía perjudicar seriamente, no estaba dispuesto a volver a casa».
Hicham, a pesar de tener sólo 19 años, tiene las cosas muy claras, «en los centros de menoreste hacen un inútil», afirma sin tapujos. De hecho el peor momento de toda su vida no lo pasó en la patera, ni en el Sáhara, ni en las calles sólo, sino cuando salió del CAI en dirección al centro de adultos. «Salí sin nada», con los bolsillos, la cabeza y las manos vacías, sin papeles «ni una orientación para encontrar un trabajo, no sabía ni lavarme la ropa» y con la presión de que, si noencuentras un trabajo a los seis meses te vas a la calle. Trabajó en la construcción, lavando coches, «pero no ganaba lo suficiente y además nadie te quería hacer un contrato, no eres nadie», afirma.
Hicham señala que la única puerta que permanece abierta cuando sales del centro de menores es el trapicheo. «Es la única forma de conseguir dinero fácil» explica. «Te puedo asegurar que casi todos los quesalen de allí terminarán delinquiendo porque las puertas del trabajo con contrato están cerradas. Se empeñan en enseñarnos a leer y escribir, y eso está bien, pero es mejor que nos metan en una escuela taller y nos enseñen un oficio», sostiene. Él mismo cayó en la trampa de la ilegalidad. «La primera semana está bien cuando ves el dinero, pero la segunda las cosas no son tan fáciles, ves comopuedes acabar muerto por un navajazo o en la cárcel, no vale la pena», dice.
Sin embargo, tuvo suerte. La familia de su ex novia, para quienes sólo tiene palabras de afecto y cariño, le sacó del agujero. «Me encontraron trabajo de camarero y me ayudaron a conseguir los papeles», señala, «no te imaginas lo afortunado que soy». Además, su ambiente en el trabajo no puede ser mejor, totalmenteregularizado, un horario y un sueldo justo en la tasca Osuna en La Laguna, «confían en mí y me ayudan en todo lo que pueden».
Hicham mira al futuro con optimismo. «Sé que lo que me ha pasado ha sido por suerte y no lo voy a desaprovechar, yo sólo quiero ser buena gente y vivir tranquilo», dice. En la cabeza, el consejo de su hermano cuando consiguió los papeles, «piensa en el mañana y actúa para que éstevalga la pena». Las armas de una triste contienda entre políticos
Un hecho en Canarias: Ninguna institución quiere hacerse cargo de los menores, ningún ayuntamiento los quiere en su municipio y hay cabildos que tampoco se muestran muy por la labor de acogerlos en su isla. La consejera de Empleo y Asuntos Sociales, Marisa Zamora, tuvo que escuchar en el Parlamento de boca de la diputada de Nueva...
tracking img