La ilustracion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 27 (6560 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA ILUSTRACIÓN: CONCEPCIÓN DEL HOMBRE E IDEAL EDUCATIVO
Sergio Rábade1
RESUMEN
Situada históricamente la Ilustración entre la revolución inglesa de finales del XVII y la revolución francesa de finales del XVIII, hay que arrancar del hombre-conciencia de Descartes para llegar al hombre-razón cultivada de la Ilustración. Una razón no sólo autónoma sino emancipada en un contexto desecularización. Se constituye un ideal de hombre que se ofrece como la meta a la que debe apuntar la educación. Esta perspectiva la ha subrayado especialmente Kant en sus famosas cuatro preguntas centradas en el hombre como único ser educable y como producto de la educación. En la Ilustración hay lacras manifiestas en el modo de entender la educación: así, un descarado elitismo o el olvido de la educación dela mujer. La educación atiende básicamente a la minoría culta y acomodada.
Palabras clave: conciencia, emancipación, Ilustración, razón-racionalidad, secularización.
ABSTRACT
The Enlightenment period took place from the end of the 17th century’s English Revolution to the end of the 18th century’s French Revolution, which begins with Descartes’ conscience-man and ends with the Enlightenment’sreason-man. Such a conception of Reason is not only autonomous, but also independent in a context of growing secularisation, where a new concept of man as a goal to be reached by Education is created. Kant highlighted this new conception through his well-known four questions focused on man as the only educable being and also the outcome of education. Nevertheless the Enlightenment shows evidentgaps concerning the way to understand Education, such as an unhidden elitism and the oblivion of women’s education. At that time Education only covered the cultured and high-class minority.
Key words: Enlightenment, reason-rationality, conscience, secularisation, emancipation.
INTRODUCCIÓN
Entre las múltiples y diversas etapas de la historia de nuestra cultura occidental, pocas de esas etapas,si prescindimos de los siglos V y IV antes de Cristo en Atenas, producen mayor fascinación e impacto en sus estudiosos que la Ilustración. Para una adecuada comprensión de esos efectos, conviene partir de una afirmación tópica en los interesados en el análisis de la cultura o de las culturas. Esa afirmación nos dice que la comprensión de una cultura, o de una etapa de cualquier cultura, porejemplo de una etapa de nuestra macrocultura occidental, sólo puede llevarse a cabo desde el planteamiento y comprensión de la concepción del hombre que esa cultura implícita o explícitamente profesa.
Esta afirmación es obvia: la cultura la hace el hombre, se hace desde el hombre y se hace para el hombre. Podemos entender la misma afirmación desde otra perspectiva: la concepción o concepciones delhombre determinan la cultura o las diversas culturas. Nuestra cultura occidental nos puede servir de ejemplo: la concepción del hombre que subyace a esta cultura está nuclearmente en la definición aristotélica del hombre como animal poseedor de razón. Y, por virtud de la aceptación de esa definición, por las sendas de la razón se vio obligada a caminar nuestra cultura occidental, aunque en esecaminar encontremos episodios que, en apariencia, la alejaban de las sendas de la racionalidad. El caso más típico sería la incidencia de la revelación en la cultura occidental: parece que renunciamos a la razón para ponerla a los pies de la revelación. Pero hay que moderar esta opinión: no olvidar lo que nos dice la Biblia: que debemos hacer razonable nuestra obediencia a la fe (rationabile sitobsequium vestrum), imperativo al que trató de ajustarse la mejor metafísica cristiana: por ello elaboró unas “vías” racionales de acceso a Dios e incluso tuvo la audacia de elaborar un minucioso análisis de los atributos de Dios adentrándose en la esencia divina.
Pues bien, dentro de la trayectoria de la cultura occidental vertebrada alrededor de la racionalidad del hombre, pocas etapas, si es que...
tracking img