La influencia de cristo en la iglesia catolica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3532 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 4 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Arturo Barrientos F.
Ingeniería industrial UCSC
Universidad Católica de la Santísima Concepción

Introducción:
“Y el verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros…” (Jn 1,14)

En el Evangelio, Jesús nos revela el misterio más grande que existe, es un dogma de fe, es decir, una verdad que debemos creer, si nos llamamos cristianos. Cada vez que rezamos el Credo, decimos creer en unsolo y único Dios, que es Padre Creador, que es Hijo Redentor y que es Espíritu Santo, Señor y Dador de Vida y Santificador.
El misterio de la Santísima Trinidad, es uno de los "misterios escondidos en Dios, -que como dice el Concilio Vaticano II-, si no son revelados, no pueden ser conocidos" Y, aun después de la Revelación, es el misterio más profundo de la fe, que el entendimiento por sí solo nopuede comprender ni penetrar.
En cambio, el mismo entendimiento, iluminado por la fe, puede en cierto modo, aferrar y explicar el significado del dogma, para acercar al hombre al misterio de la vida íntima del Dios Uno y Trino.
En el siguiente informe, ahondaremos sólo en la persona de Dios Hijo, para lograr dilucidar la relación que tiene Él con la Iglesia católica, aunque sabiendo que en laobra de la salvación las tres Personas divinas son inseparables, obrando cada una a su modo: el Padre Creador envía a su Hijo para salvar al género humano; el Hijo Redentor es enviado para realizar esa salvación; y el Espíritu Santo Consolador es enviado por el Padre y el Hijo para santificar al mundo y actualizar constantemente el misterio de la salvación.

Dios Hijo.

Jn 1,14 , señala que “laPalabra de Dios se hizo carne, y habitó entre nosotros”, lo que significa que el Hijo de Dios asumió la condición mortal, haciendo suyo un cuerpo animado por un alma racional. Se hizo hombre frágil y mortal.
Por lo tanto Cristo es el Hijo de Dios, es Dios verdadero y hombre verdadero. Es Dios Hijo, tiene cuerpo y alma, por lo tanto tiene carne, libre albedrío y todas las sensaciones propias delhombre.
Tiene dos voluntades, una voluntad humana, que obedece a sus necesidades de hombre y una voluntad divina, que coincide plenamente con la voluntad de Dios Padre y obedece a ella. Ambas voluntades de Cristo, la divina y la humana, siempre están en consonancia, la voluntad humana de Cristo coopera con su voluntad divina. (“Padre, si quieres, aparta de mí esta copa, pero no se haga mivoluntad sino la tuya” Lc. 22,41).

Jesucristo, Dios Hijo realiza la salvación haciéndose hombre, hermano de los hombres, para transmitir desde su humanidad santa su gracia salvadora a sus hermanos, y a todos los hombres y mujeres que crean en Él y permanezcan unido a Él. De esto se puede deducir claramente que Dios Hijo invisible se sirve de su humanidad visible libremente asumida para salvar a lahumanidad. Por lo tanto, toda acción de Jesucristo sobre sus hermanos los hombres comunicó la salvación a aquellos que realmente lo quisieron acoger. Esta es la forma que Dios Hijo eligió para realizar la salvación, haciéndose visible, comunicando su poder salvador a los hombres y mujeres de su tiempo; y no sólo eso, sino que también quiso confiar su poder salvador a aquellos hombres a los cualesÉl eligió para que fueran sus discípulos, para vivieran con Él, para que aprendieran de Él y para enviarlos, luego, a predicar a las gentes y sanar a los enfermos.

Jerarquía de la Iglesia católica.
“Al llegar el día, llamó a sus discípulos y de ellos escogió a doce” (Lc. 6, 13).

Cristo convoca, elije y distingue:

En la cita anterior, Jesucristo claramente separa a los Apóstoles delresto de los discípulos. A estos discípulos les da la misión de transmitir su mensaje y de conservarlo a través del tiempo. De estos apóstoles el más importante fue Pedro, quien fue elegido para ser el principal entre los apóstoles y el “primer pastor” de la Iglesia.
Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán...
tracking img