La inquisicion en america

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 34 (8281 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
T
EL SANTO OFICIO DE LA INQUISICIÓN EN LA AMÉRICA COLONIAL
SOLANGE ALBERRO

EL SANTO OFICIO

DE LA INQUISICIÓN

EN LA AMÉRICA COIDNIAL

267

Los ANTECEDENTES

L

ASTRESGRANDES RELIGIONES onoteístas: judaísmo, cristianismo e m islamismo, según el orden cronológico de su aparición, postulan por definición la existencia de un solo dios trascendental y todopoderoso, con lo cualexcluyen la intervención eventual de cualquier otro factor sobrenatural en la Creación y la Historia. Las tres religiones se presentan como revelaciones de este mismo dios -Yahvé, Dios Padre, Alah-, y son respaldadas por los textos sagrados que conforman el Antiguo y Nuevo Testamento, para las dos primeras, y el Alcorán en cuanto a la última y más reciente. Estos caracteres explican su pretensión, a lavez intrínseca e inevitable, de detentar la verdad y, por tanto, excluir rigurosamente todo lo que se oponga o aparte de ella. Así, la coerción, tanto para lograr la conversión de los "infieles" como la enmienda de quienes cuestionan esta verdad, se vuelve acto de caridad puesto que se trata nada menos que de imponer a unos y otros, e incluso muy a su pesar, la única solución que les permitaacceder al bien supremo de la salvación eterna y el goce del paraíso.! En consecuencia, los monoteísmos no pueden dejar de ser exclusivos, o, dicho sea en otras palabras, intolerantes, a diferencia de los sistemas religiosos politeístas, que no ven más que ventajas en añadir personajes sobrenaturales a sus ya bien nutridos panteones, siempre y cuando los nuevos huéspedes aparezcan dotados de atributosy poderes suficientemente atractivos y eficientes. En este sentido, la apertura de las religiones politeístas no manifiesta mayor "tolerancia", sino sólo una lógica diferente. Estas razones explican por qué el cristianismo, una vez que se hubo
t En el siglo IVd.C., cuando el cristianismo se volvió la religión oficial del Imperio romano, el judaísmo se vio obligado por esta misma lógica exclusivaa renunciar a la empresa proselitist3 que había desempeñado hasta entonces. Más tarde, la diáspora favoreció la diversidad de enfoques y aproximaciones, aun cuando el celo por la ortodoxia permaneció y sigue siendo una característica constante del judaísmo. 266

convertido en religión oficial del imperio romano, emprendió intensas campañas de conversión de los bárbaros vecinos y luego de losmoradores de regiones cada vez más remotas, junto con tareas de vigilancia y represión de quienes, ya convertidos al Evangelio, se apartaban de la ortodoxia ahora monopolizada por la Iglesia romana. A partir de entonces, la historia del cristianismo triunfante se volvió en gran parte la de una dinámica incesante entre ortodoxia y heterodoxias, siendo la herejía la otra cara inevitable de una religiónexclusiva y monopolista. Dentro de la organización de la cristiandad en los primeros siglos de su existencia, los obispos eran el centro de las comunidades de creyentes, con amplios poderes y atribuciones. Entre ellos estaba el de "inquirir" (del latino inquírere, a su vez derivado de quaérere, buscar, pedir, procurar),que significaba averiguar, indagar, investigar para obtener ciertainformación. En este caso se trataba de indagar y vigilar las prácticas y creencias de los fieles para evitar que fuesen contagiadas por resabios paganos y, más aún, por doctrinas consideradas por la jerarquía eclesiástica como desviadoras. La administración del sacramento de la penitencia, con la obligación de la confesión, facilitaba esta tarea y permitía en particular escudriñar los rincones más recónditosde la conciencia, ahí donde nacen y se fortalecen las dudas que acaban por convertirse en "errores", si no son oportunamente descubiertas y corregidas por el pastor. Esta labor de vigilancia, que empezaba de hecho en la confesión, se volvía una importante atribución del obispo que la desempeñaba en un marco jurisdiccional: el hereje o descarriado en relación con los dogmas y normas cristianas...
tracking img