"La larga duración" fernand braudel

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2733 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
"LA LARGA DURACIÓN"
Fernand Braudel

Hay una crisis general de las ciencias del hombre: todas ellas se encuentran abrumadas por sus propios progresos, aunque sólo sea debido a la acumulación de nuevos conocimientos y a la necesidad de un trabajo colectivo cuya organización inteligente está todavía por establecer.
Algunos investigadores aislados organizan acercamientos: Claude Lévi-Straussempuja a la antropología «estructural» hacia los procedimientos de la lingüística, Tiende hacia una ciencia capaz de unir, bajo el nombre de ciencia de la comunicación, a la antropología, a la economía política y a la lingüística.
Estas querellas y estas repulsas tienen su interés. Sin tener explícita voluntad de ello, las ciencias sociales se imponen las unas a las otras: cada una de ellasintenta captar lo social en su «totalidad»; cada una de ellas se entromete en el terreno de sus vecinas, en la creencia de permanecer en el propio. La economía descubre a la sociología, que la cerca; y la historia - quizá la menos estructurada de las ciencias del hombre - acepta todas las lecciones que le ofrece su múltiple vecindad.
De esta forma, se va esbozando la instalación de un «mercado común»;es una experiencia que merece la pena de ser intentada en los próximos años, incluso en el caso de que a cada ciencia le resulte con posterioridad más conveniente volverse a aventurar, durante un cierto tiempo, por un camino más estrictamente personal.
Pero de momento urge acercarse unos a otros.
Es igualmente imprescindible que la reunión de las ciencias sea completa, que no se menosprecie ala más antigua en provecho de las más jóvenes. Se da el caso, por ejemplo, que el lugar concedido en estas tentativas a la geografía es prácticamente nulo, siendo el de la historia extremadamente exiguo. Y, además, ¿de qué historia se trata?
Las demás ciencias sociales están bastante mal informadas de la crisis que nuestra disciplina ha atravesado en el curso de los veinte o treinta últimos años ytienen tendencia a desconocer, al mismo tiempo, que los trabajos de los historiadores, un aspecto de la realidad social del que la historia es, si no hábil vendedora, al menos sí buena servidora: la duración social, esos tiempos múltiples y contradictorios de la vida de los hombres que no son únicamente la sustancia del pasado, sino también la materia de la vida social actual. Razón de más parasubrayar con fuerza, en el debate que se inicia entre todas las ciencias del hombre, la importancia y la utilidad de la historia o, mejor dicho, en la dialéctica de la duración, tal y como se desprende del oficio y de la reiterada observación del historiador; para nosotros, nada hay más importante en el centro de la realidad social que esta viva e íntima oposición, infinitamente repetida, entre elinstante y el tiempo lento en transcurrir. Tanto si se trata del pasado como si se trata de la actualidad, una conciencia neta de esta pluralidad del tiempo social resulta indispensable para una metodología común de las ciencias del hombre.
Una noción cada vez más precisa de la multiplicidad del tiempo y del valor excepcional del tiempo largo se va abriendo paso – consciente o no consciente,aceptada o no aceptada – a partir de las experiencias y de las tentativas recientes de la historia.

1. Historia y duraciones
Todo trabajo histórico descompone el tiempo pasado y escoge entre sus realidades cronológicas según preferencias más o menos conscientes:
La historia tradicional: apuntó al tiempo breve, al individuo y al acontecimiento, al relato precipitado, dramático, de corto aliento.La nueva historia económica y social: coloca en primer plano de su investigación la oscilación cíclica y apuesta por su duración: las alzas y caídas cíclicas de precios. De esta forma, existe hoy, junto al relato tradicional, un relato de la coyuntura que para estudiar el pasado lo divide en amplias secciones: decenas, veintenas o cincuentenas de años.
La historia de larga duración: una...
tracking img