La leyenda de la llorona

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (853 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Llorona |

Introducción:Se dice que la llorona es una mujer que pena por las calles por la muerte de sus hijos y la traición de su esposo, en la noche se escuchaban lamentos terribles ( grito)que hacían que los hombres se encontraran cobardes y que las mujeres les temblara todo el cuerpo. ¿Quién seria el valiente que se atreviese a salir ante este lamento que causaba profundo temor y quese escuchaba noche a noche rondando por la ciudad?Cuenta la leyenda de una hermosa doncella llamada Luisa de Castrejon que vivía modestamente con su madre en la calle de Regina. Ambas mujeres sededicaban a bordar ajuares de boda de las hijas de las familias pudientes de la ciudad.La vida tranquila y reposada de estas dos mujeres cambió la tarde en que Luisa se dirigía a entregar unos trabajos y,mientras caminaba distraídamente por un estrecho callejón, tropezó con un apuesto y elegante caballero. Del susto la pobre doncella dejó caer los paquetes que llevaba. Nuño: Disculpe señorita fue mierror Luisa: Gracias que amableNuño: Permitame acompañarlaLuisa: No muchas gracias, llevo un poco de prisaLa joven rechazó la oferta pero el caballero insistió hasta doblegar su voluntad.Nuño:Insisto, permítame Luisa: Ok graciasDesde ese día empezaron a frecuentarse a escondidas de la madre de Luisa hasta que, rendida de amor y con la promesa de un futuro matrimonio, se entregó al hombre del queapenas sabía su nombre. Pocos meses después, el primer embarazo de Luisa fue evidente, provocando un terrible disgusto que le costo la vida a su madre.Madre: Eres una rameraLuisa: Madre!! Que lesucede?(Cambio de escenario) Mientras tanto, Gonzalo se negaba a cumplir su promesa argumentando mil mentiras. Vino el segundo hijo, el tercero y así hasta completar cinco, Luisa vivía entregada alcuidado de ellos y esperando con ansia las visitas de su amado.Como hacía meses que Gonzalo no la visitaba, la pobre mujer empezó a tener apuros económicos y se vio en la necesidad de aceptar bordar el...
tracking img