La leyenda del garoe

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (443 palabras )
  • Descarga(s) : 10
  • Publicado : 28 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Leyenda Del Garoé.

Hubo una vez en el Hierro un enorme árbol, llamado "Garoé",de cuyas ramas caía gran cantidad de agua,de la cual se abastecían los aborígenes.Cuando los extrangerosdesembarcaron en la isla los herreños hicieron todo lo posible para ocultar su existencia,con la esperanza de que,torturados por la sed,los estraños se marcharan.En este sentido hablaron Erese y Tenesedra,sumujer.

Juan de Bethencourt con sus hombres habían desembarcado en la playa de Tecorone.Inmediatamente envió un mensajero a Armiche,rey de la isla del Hierro,con el fin de hacerle llegar prposicionesde paz y amistad.Ese emisario fue Augerón,hermano de Archime,capturado años antes y ahora al servicio de Bethencourt.Augerón realizo bien su labor y covenció a su hermano para que se rindiera y sesometiera al conquistador.

Sin embargo,otros herreños,dirigidos por Erese y Tenesedra no consistieron en rendirse al invasor.Su primera perocupación consistio en ocultar El Garoé de losconquistadores.Este árbol erá unico en su especie; el tronco tenía doce palmos de circunferencia,cuatro de ancho y cuarenta de alto.Su copa ocupaba ciento veinte pies en redondo.Sus ramas,muy frondosas,estabanbastante elevadasy jamás perdía su hoja.Se hallaba emplazado en un lugar denominado Tigulanche y sus hojas destilaban tanta agua que bastaba para dar de beber a todos los habiatantes de la isla.

Todaslas mañanas se levantaba desde el mar una niebla espesa que,al toparse con el ramaje del árbol,se convertía en una multitud de gotas de agua,que caían al suelo cual fuenteperpetua.Erese,Tenesedra,Guasarguar,Tincos y la bella Arafa se negaron a rendir pleitesía a Bethencourt y acordaron con otros muchos mantener en secreto la localización del Arbol Santo,bajo pena de muerte.

Los hombres deBethencourt,mientras tanto,buscaban insistentemente abastecerse de agua.Los isleños nada decían y siempre respondian que era la lluvia quien les traia el agua que necesitaban.Pero los extranjeros no se...
tracking img