La lucha por el derecho

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2953 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 1 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
A pesar de que el derecho tiene por objeto el evitar la lucha y la discordia, la lucha es parte del mismo derecho o es necesario para poder ser, pues siempre existirá una lucha en contra de la injusticia, pues su ideal es acabar con la misma.
El libro nos dice que todo Derecho en el mundo debió ser adquirido por la lucha, pues los principios de Derecho que hoy nos rigen han sido impuestos puessiempre ha existido gente que no ha estado de acuerdo y he ahí cuando entra la justicia con el derecho en la balanza y en la otra mano la espada para hacerlo cumplir.
Es decir para aquellas personas que siempre han visto al derecho como algo normal no tendría que existir o no lo comprenderían como una lucha pero en cambio si existe una persona que no acate las reglas del derecho se les tendrá quecorregir entonces y así lograr que actúen como lo dicta el derecho.
En relación con el derecho no se aplica solo a los individuos sino a generaciones enteras, pues mientras una generación puede gozar de todo tipo de privilegios y vivir sin preocupaciones, la siguiente generación puede enfrentarse a guerras interminables y será el mundo que conocerán y las formas distintas de ver la vida.
Elderecho tiene un doble sentido que es uno objetivo y el otro es el sentido subjetivo, el primero es el que nos presenta el Derecho vigente, o el orden legal de la vida diaria, es la regla abstracta en el Derecho concreto a la persona, y en estos dos caso existe una lucha constante o simplemente una de las dos vence para irse sobre una de las dos direcciones en concreto.

El estado se ve afectado poruna continua lucha contra la anarquía para asi poder seguir conservando el orden legal. El punto de vista sobre el Derecho cambia dependiendo si se estudia desde su nacimiento desde el punto de vista histórico o por los cambios y renovaciones constantes que este mismo tiene, por ejemplo la anulación o entrada en vigor de diversas leyes.
Savigny y Puchta nos hablan que el derecho no debe deluchar, pues mediante la persuación a pesar de ser un proceso lento es muy seguro y eficaz, pues sin ningún problema nace dentro de las personas las reglas del Derecho.
El derecho, lo mismo que el lenguaje, conoce un desarrollo orgánico, para decirlo con, la expresión usual, desde dentro hacia fuera, no intencional e inconsciente. A ella pertenecen aquellos principios jurídicos que se sedimentan pocoa poco en la relación desde la concertación autonómica regular de los negocios jurídicos, así como todas aquellas abstracciones, corolarios, reglas, que la ciencia descubre por vías analíticas desde los derechos existentes y lleva a la conciencia. Pero el poder de esos dos factores, la relación y la ciencia, es limitado, puede regular el movimiento dentro de los carriles existentes, estimularlo,pero no puede hacer los diques que se oponen a que la corriente tome una nueva dirección.

Esto sólo puede hacerlo la ley, es decir, la acción intencional, dirigida a ese objetivo del poder del Estado y no es por eso un azar, sino una necesidad hondamente cimentada en la esencia del derecho, que todas las reformas profundas del procedimiento y del derecho positivo surgen de leyes. Ahora bien, unaalteración que la ley impone al derecho existente, puede limitar su influencia posiblemente a lo último, a la esfera de lo abstracto, sin extender sus efectos al dominio de las relaciones concretas que se han formado en base al derecho hasta aquí, una mera alteración del mecanismo del derecho, en el que un tornillo inservible o un rodillo es suplantado por otro más perfecto. Pero muy a menudoestán las cosas de tal modo que la alteración se puede alcanzar sólo al precio de una intervención extremadamente viva en los derechos e intereses privados existentes. Se han ligado en el curso del tiempo con el derecho existente los intereses de millares de individuos y de estamentos enteros de tal modo que no se puede suprimir sin lesionar a los últimos de la manera más sensible; poner en...
tracking img