La metamorfosis de la pubertad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 45 (11034 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La metamorfosis de la pubertad (Tres ensayos, 1905, traducción de López Ballesteros)

Con el advenimiento de la pubertad comienzan las transformaciones que han de llevar la vida sexual infantil hacia su definitiva constitución normal. El instinto sexual, hasta entonces predominantemente autoerótico, encuentra por fin el objeto sexual. Hasta este momento actuaba partiendo de instintos aislados yde zonas erógenas que, independientemente unas de otras, buscaban como único fin sexual determinado placer.
Esto quiere decir que con la pubertad se inician los cambios que van a convertir la sexualidad infantil, esta era hasta ahora autoerotica y aislada, ahora comienza el camino donde todas las pulsiones y zonas erógenas del cuerpo se subordinan a un objeto sexual. Ahora aparece un nuevo finsexual, a cuya consecución tienden de consuno (Nota Iñón: de común acuerdo) todos los instintos parciales, al paso de las zonas erógenas se subordinan a la primacía de la zona genital. Aca aclara que todas las pulsiones se subordinan a la zona genital, Dado que el nuevo fin sexual determina funciones diferentes para cada uno de los dos sexos, las evoluciones sexuales respectivas divergiránconsiderablemente. La del hombre es la más consecuente y la más asequible a nuestro conocimiento, mientras que en la de la mujer aparece una especie de regresión. La normalidad de la vida sexual se produce por la confluencia de las dos corrientes dirigidas sobre el objeto sexual y el fin sexual, la de ternura y la de sensualidad, la primera de las cuales acoge en sí lo que resta del florecimientoinfantil de la sexualidad, constituyendo este proceso algo como la perforación de un túnel comenzada por ambos extremos simultáneamente. El nuevo fin sexual, consistente, en el hombre, en la descarga de los productos sexuales, no es totalmente distinto del antiguo fin que se proponía tan sólo la consecución del placer, pues precisamente a este acto final del proceso sexual se enlaza un máximo placer. Elinstinto sexual se pone ahora al servicio de la función reproductora; puede decirse que se hace altruista. Para que esta transformación quede perfectamente conseguida tiene que ser facilitada por la disposición original y por todas las peculiaridades del instinto. Aca aclara que la sexualidad ahora no solo se limita a la obtención de placer, también tiene como fin la reproducción, y que para queesta transformación sea exitosa es necesario haber atravesado con éxito las etapas anteriores del desarrollo libidinal. Como siempre que en el organismo han de establecerse nuevas síntesis y conexiones para formar un complicado mecanismo, aparece también aquí el peligro de perturbaciones morbosas por defectuosa constitución de estos nuevos órdenes. Todas las perturbaciones morbosas de la vidasexual pueden considerarse justificadamente como inhibición del desarrollo.

Primacía de las zonas genitales y placer preliminar

Ante nuestros ojos aparecen claramente el punto inicial y el final del proceso evolutivo descrito; pero las transiciones merced a las cuales va constituyéndose este desarrollo permanecen todavía en la oscuridad y tendremos que dejar sin resolver más de un problema conellas ligado. Se ha escogido como lo esencial en los procesos de la pubertad lo más singular de los mismos; esto es, el manifiesto crecimiento de los genitales exteriores, que durante el período de latencia de la niñez había quedado interrumpido hasta cierto punto. Simultáneamente, el desarrollo de los genitales internos ha avanzado tanto que pueden ya ser capaces de proporcionar productossexuales, o, en el sexo femenino, acogerlos para la formación de un nuevo ser. De esta manera queda constituido un complicado aparato que espera su utilización. Este aparato debe ser puesto en actividad por estímulos apropiados, los cuales pueden llegar a él por tres caminos diferentes: partiendo del mundo exterior, por excitación de las zonas erógenas que ya conocemos; del interior orgánico, por...
tracking img