La mirada...

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1158 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 20 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La mirada, al estallar, se hace palabra, y la palabra, entonces, pide respuesta, se convierte en diálogo, diálogo de caricias que retornan a la mirada como espiral de voces mundanamente articuladas, trenzadas en los dedos, en los labios, en el aliento que recorre los círculos de la espiral, burbujas de placer, de gozoso estar así, entrelazadas al mirar y al callar, al vaivén de murmullos queensanchan el espacio donde los ojos se aman con la palabra y la palabra se ama con la caricia. Aunque escondiéramos la mirada, la espiral seguiría ahí, corriente de fuegos no-fatuos, ebullición dilatada hasta los bordes de cada círculo roto, punto donde el desmayo recobra su impulso y sube para abandonarse de nuevo, para estremecer las ondas que el callar ha removido en los párpados, en las fosasnasales, en la comisura de los labios, en la garganta que palpita incubando su terremoto de palabras, de miradas prontas a transmutarse en placer, en dique reventado y anhelante.

La mirada, al estallar, se hace nombre, danza generadora de vocales y consonantes, torbellino que irá modelando con invisibles manos un cuerpo, cincelando un rostro, hasta detenerse en esa presencia que la mirada hizoestallar, nombrándola, creándola a través de la palabra. Palabra-espiral, mirada-espiral, hasta que el diálogo sea ya un cuerpo, un calor que se goza irradiando deseo, alegría del tacto que abrasa nombra, dialoga, articula las sílabas, esos huecos tibios que, unidos, componen un cuerpo, frase intraductible y no obstante descifrables, abierta, más abierta mientras más mirada, palpada, hablada; uncuerpo es el nacimiento de la voz.

La mirada, al estallar, se hace canto, y el canto, entonces trae el Tiempo hacia uno mismo, lo detiene. La palabra se inscribe en ese canto que tiende a realizarse en la armonía del cuerpo indagando su ritmo propio, el preciso tono que desate los acordes y devele su lenguaje. Un cuerpo es un Nombre, el eje donde anida la espiral, expansión y contracción, dobleeternidad inalcanzable. Árbol de vida, un cuerpo extiende sus ramas hacia el viento de pasión que las desgaja porque sabe su tronco incólume: palabra a palabra, mirada a mirada, se exfolian, se desnudan y tornan a vestirse, a recobrar su exuberancia en cada primavera. Imagen de un nuevo código, voz que retorna al origen, nombrar al cuerpo es mirarlo sin descanso, mirarlo como mirar un labrador sucampo, las cuatro estaciones, de día y de noche, velando porque no se escape le gran rumor del infinito. Voz de la palabra, voz de la mirada, un cuerpo es el canto que se eleva sin medida, la oración que en sus alas lleva el espíritu del aire hacia el confín de sus fuentes selladas.

Un cuerpo no se dice en voz alta, no se grita, se deletrea y modula: suave roce, lento filtrar de aguas. Y acercarsetambién, suave, lentamente, a la superficie, hacerla vibrar en círculos concéntricos, hondo, más hondo, cada vez hasta que se diluya y retorne a la incógnita, a la mirada que de nuevo recoge lo impronunciable, la espiral del sueño que tras la pupila gira cincelando, modelando el nombre, la caricia, la palabra rota, quebrada en mil destellos que gotean. Y la piel, entonces, empieza a irradiar sudolor hasta el centro, hasta la raíz, que suspira y se cimbra y se extiende, con sed, con ansia, en la punta de los dedos, en el medio de las palmas, en el hueco de los muslos. Y la voz, después, también duele, se deshoja, gime, se despedaza, ciego diamante iluminado de pronto, dispersando su luz, en haces, en alas que abren una a una sus fibras y las tensan, todas, para remontarse ene vuelo. Y yaarriba, no querer el descanso.

Un cuerpo no se dice en voz alta, no se recorre como después de una larga travesía, no se llega a él, peregrino cansado, como a un albergue en el desierto. No se sacuden sobre un cuerpo las palabras como granos que esparce el azar: se van sembrando, una a una, las vocales, apisonando las consonantes, regando el canto en los surcos, secretos surcos que la mirada...
tracking img