La mision

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1726 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
He seleccionado este tema porque me parece muy práctico para la vida y además porque me ayuda a entender un poco más, debido a que es una forma de evangelización.

La acción misionera es la manifestación del propósito de Dios. Él, por medio de la misión, perfecciona abiertamente la historia de la Salvación.

La misión se desarrolla de diversas maneras que son de vital importancia en lapresente situación de la Iglesia y del mundo en general.

La primera forma de evangelización es el testimonio. Cristo es el “Testigo” por excelencia y el modelo del Testimonio cristiano. La primera forma de testimonio es la vida misma del misionero, la de la familia cristiana y de la comunidad eclesial, lo cual muestra de manera visible un nuevo modo de comportarse. Aquel misionero que aun conociendosus límites y defectos humanos, vive poniendo por delante su sencillez según el modelo de Cristo, es un claro signo de Dios. El testimonio al que el mundo es más sensible es el de la atención a los más necesitados, la ayuda caritativa a los pobres y a los niños, a todos aquellos que sufren. Trabajar por la paz, la justicia, los derechos del hombre es un signo de testimonio y está ordenado aldesarrollo integral del ser humano.

El cristiano y las comunidades cristianas viven profundamente insertados en la vida de sus pueblos respectivos y son signo del Evangelio incluso por la fidelidad a su patria, a su pueblo, a la cultura nacional, pero siempre con la libertad que Cristo ha traído. El cristianismo está abierto a la fraternidad universal, porque todos los hombres son hijos del mismoPadre y hermanos en Cristo.

La Iglesia está llamada a dar su testimonio de Cristo, asumiendo posiciones valientes y proféticas ante la corrupción del poder político o económico y no busca la gloria o bienes materiales. Usa sus bienes para el servicio de los más pobres e imita la sencillez de vida de Cristo. La Iglesia y los misioneros deben dar también testimonio de humildad, ante todo en símismos, lo cual se traduce en la capacidad de un examen de conciencia, a nivel personal y comunitario, para corregir en los propios comportamientos lo que es antievangélico y desfigura el rostro de Cristo.

La caridad es fuente y criterio de la misión. La Iglesia está llamada a compartir con los pobres y los oprimidos de todo tipo. Son las obras de caridad las que atestiguan el espíritu de todaactividad misionera. El amor es y seguirá siendo la fuerza de la misión. Es además el único criterio según el cual todo debe hacerse y no hacerse, cambiarse y no cambiarse. Es el principio que debe dirigir toda acción y el fin al que debe tender. Actuando con caridad o inspirados por la caridad, nada es disconforme y todo es bueno. La Iglesia ha realizado acciones maravillosas a favor de los másnecesitados. Esto debe continuar por medio de iniciativas adecuadas y eficaces. Los pobres merecen una atención preferencial, cualquiera que sea la situación moral o personal en que se encuentren. Hechos a imagen y semejanza de Dios para ser sus hijos, esta imagen está ensombrecida. Por eso, Dios toma su defensa y los ama. Es así como los pobres son los primeros destinatarios de la misión y suevangelización es por excelencia señal y prueba de la misión de Jesús.

El anuncio de Cristo salvador tiene la prioridad permanente en la misión. La Iglesia no puede privar a los hombres de la “Buena Nueva” de que son amados y salvados por Dios. “La evangelización también debe contener siempre —como base, centro y a la vez culmen de su dinamismo— una clara proclamación de que en Jesucristo, se ofrece lasalvación a todos los hombres, como don de la gracia y de la misericordia de Dios”.[1]

La fe nace del anuncio, y toda comunidad eclesial tiene su origen y vida en la respuesta de cada fiel a este anuncio. El anuncio tiene por objeto a Cristo crucificado, muerto y resucitado: en él se realiza la plena y auténtica liberación del mal, del pecado y de la muerte; por él, Dios da la "nueva vida",...
tracking img