La muerte como cuestión natural o simbólica, un momento ineludible.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2257 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
CURSO: Escatología
PROFESOR: Francisco Carmona
-------------------------------------------------
POR: Miguel Andrés Aguirre Bedoya

LA MUERTE COMO CUESTIÓN NATURAL O SIMBÓLICA, UN MOMENTO INELUDIBLE.
La muerte como el momento en el que la vida tal como la conocemos, sobre todo en el aspecto físico - biológico perece es un momento inevitable, cabe decir que desde esa postura simplementenaturalista la muerte no debería causar mayor impacto. Pero no es posible tener esa concepción, ya que el hombre en medio de su naturalidad ha alcanzado un nivel de raciocinio que lo separa de los demás seres vivientes, incluso de los que evolutivamente se conocen como primates, y es el tener pensamiento abstracto, esto se ha dado de manera progresiva y tiene su mayor amplitud o impacto a travésdel uso del símbolo.
Esta reflexión orientada desde lo simbólico se debe a que en primer lugar Karl Rahner es discípulo de Heidegger y desde allí es necesario hablar de la importancia simbólica de las cosas, y en segundo aspecto porque todo aquello que se hable sobre la muerte, sobre la otra vida es la evidencia de nuestra capacidad especulativa desde el símbolo, pues solo podemos hablar de maneraespeculativa objetivamente hablando de estas cosas. Y en caso de espiritualizarlo es decir, hablar desde la fe, la reflexión seria ampliamente simbólica.
Toda esta introducción es necesaria para exponer mi reflexión acerca del pensamiento de Karl Rahner y Leonardo Boff en sus libros: sentido teológico de la muerte y hablemos de la otra vida respectivamente. Y es que a partir de lo simbólico lamuerte se convirtió en algo para nada natural en la vida del hombre, lo afectivo al simbolizarse pasó a ser un factor que afecta de manera directa nuestra reflexión sobre la muerte.
La muerte sin duda nos afecta en todo nuestro ser, sobretodo porque somos seres afectivos, reflexivos y capaces de simbolizar nuestra realidad. De ahí que aunque seamos otra especie más entre el número de seresvivientes solo a nosotros nos afecta de manera particular la muerte.
Toda reflexión sobre ella está dirigida a evidenciar algo que aterra o tranquiliza según el caso, y es que la muerte es un momento ineludible, con ella, el hombre vuelve al polvo del que surgió, y según la vida que haya llevado será también la muerte y la especulación posterior a este acontecimiento, es decir la otra vida.
1. Eltrauma de la finitud.
En el lenguaje bíblico los primeros padres antes del pecado original, vivían en el paraíso y compartían los efectos de gozar de la presencia de Dios, la ausencia del dolor, la felicidad plena y la inmortalidad. Después del pecado se pasa al dolor, discordia e insatisfacción y la finitud del hombre, sus días desde entonces no solo están contados sino que están acompañados deuna serie de infortunios a causa de su desobediencia, de querer ser dioses, de desconfiar del amor infinito de Dios. Este relato se extiende desde el capítulo 2 del libro del Génesis hasta el capítulo 3 del mismo.
En este enigma de la libertad es donde gira el tema de la muerte como efecto o consecuencia del pecado, es decir que aún siendo libres en el paraíso hayan decidido los primeros padresdesobedecer y en consecuencia ser esclavos del pecado, es algo que siempre se manifiesta en la humanidad, una humanidad que sabe que es lo bueno lo mejor para la felicidad, pero confunde lo que realmente es la felicidad y aunque es libre decide hacerse esclava. Dicha felicidad solo se restaura plenamente cuando se goza de la presencia directa de Dios. Para poder entender esto hay que salirse delesquema cíclico muerte- vida, y acceder al esquema lineal vida-muerte-vida eterna (o vida plena, sin dolor, o participación plena del reino de Dios) en la vida eterna el tiempo desaparece, y el esquema se hace infinito en extensión.
El paso de este estado de invulnerabilidad del que gozaban nuestros primeros padres al dolor al sufrimiento y a la separación del amor de Dios resulta ciertamente...
tracking img