La organizacion del futuro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 45 (11031 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
http://www.gipuzkoa.net/g2020/docum/G2020-Empresa-Vazquez_es.pdf

http://www.gipuzkoa.net/g2020/docum/G2020-Empresa-Vazquez_es.pdf

Gipuzkoa2020 – Reto 4: Empresa
La organización del futuro o el futuro de las organizaciones – Alfonso Vázquez
1
LA ORGANIZACION DEL FUTURO
O EL FUTURO DE NUESTRAS ORGANIZACIONES
ALFONSO VAZQUEZ
Socio director de Hobest Consultores
Todo intento depronosticar el futuro conlleva en su seno la certeza de su fracaso. Lo
máximo a lo que podemos aspirar los seres humanos es a imaginar un futuro deseado y
tratar de incorporarlo a nuestro presente, a nuestra percepción y conocimiento de lo
que ocurre aquí y ahora. Por ello, dibujar la GIPUZKOA de 2020 no puede tener un
carácter prospectivo, sino que tan sólo constituye una manifestación de nuestrasrealidades actuales transformadas por nuestros deseos de un mundo mejor.
Y considero que uno de los campos más determinantes para la creación de nuestro
futuro viene dado por la comprensión y enfoque de la esencia de nuestras
organizaciones. En efecto, nuestro mundo es un mundo de organizaciones, en las que
desarrollamos todas nuestras actividades, en las que vivimos. Nada de extraño tiene,pues, que la forma en que las concibamos y, en consecuencia, la manera en la que
actuemos en y sobre ellas, determine en buena medida cómo seremos en nuestra
individualidad y en nuestra sociedad y cómo activaremos los bucles complejos de su
transformación.
LA CONTRADICCION EMERGENTE.
El final de siglo –y de milenio- ha coincidido, como si de una profecía esotérica se
tratase, con la explosióndel poder y alcance de las tecnologías de la información y la
comunicación, expandiéndose en unas sociedades –las llamadas desarrolladas- en las
que los niveles de formación de su población han crecido espectacularmente,
universalizándose, al menos en teoría. Lógicamente, ello ha provocado una oleada de
literatura, declaraciones y posiciones que anuncian la emergencia de una nueva era,calificada, según los gustos, como la era de la información o del conocimiento, o la
sociedad postindustrial o postcapitalista.
Pero las tecnologías de la información y la comunicación y el nivel de formación
existente sólo –aunque no es poco- representan un potencial de transformación en su
combinación; el problema radica en los contextos y formas en que este potencial puede
devenir realidad,futuro. Por tanto, convendría ser cautos antes de lanzar las campanas
al vuelo con el anuncio de la nueva era de la historia.
Gipuzkoa2020 – Reto 4: Empresa
La organización del futuro o el futuro de las organizaciones – Alfonso Vázquez
2
Inevitablemente, contemplamos el futuro desde la instalación en los conceptos e
ideologías que conformaron nuestro pasado y guían –implicancomportamientosnuestras
percepciones y acciones presentes. Por ello, y de forma mucho más fuerte en
sus inicios, el potencial transformador de nuevos fenómenos y realidades tiende a ser
reducido a nuestro ángulo de visión, en un intento, consciente o inconsciente, de
encajarlo en el poder -y comodidad- de nuestros conceptos imperantes. Por tanto, es
imprescindible que realicemos un breve recorrido por los mismospara, posteriormente,
contrastarlos con las cualidades de los fenómenos emergentes.
Nuestras organizaciones e instituciones fueron conformándose tal como las conocemos
en el desarrollo de la sociedad industrial, con las decisivas aportaciones de Taylor y
Weber. Uno de los recuerdos de mi edad escolar es la identificación del nacimiento de
la era industrial con la máquina de vapor, como unasimbolización del progreso en
términos de mecanismo y energía. Y, en efecto, tal vez la imagen que de forma más
potente captura la esencia formal de nuestras organizaciones es la máquina, incluyendo
la denominación de nuestra etapa histórica como la era maquinal; en cierto modo, el
reloj de Newton se aplicaba, por fin, a la sociedad.
Porque nos equivocaríamos si pensásemos que fue sólo la...
tracking img