La pena de muerte y el catolicismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3452 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 30 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic] [pic]

[pic]

[pic]

Wendy Derouville Martínez
Marienela González GonzálezComunicación Social 4to
En nuestro mundo de las ideas existen muchas que generan conflictos, es precisamente, una de estos temas de gran polémica, la pena de muerte. Esta es considerada como la sanción jurídica capital, la más rigurosa de todas, que consiste en quitar la vida a un condenado mediante los procedimientos y órganos de ejecución establecidos por el orden jurídico que la instituye.
Lapráctica de esta sanción ha sido aplicada en todas las culturas y sociedades, tanto para castigar el crimen como para suprimir la disensión política. Constituye, además, la forma de ejecución más antigua de la humanidad. Esta ejecución tiene sus antecedentes principalmente en las culturas griega y romana, y aunque parezca desacertado también en el mundo del cristianismo.
En la Antigua Greciaexistió el código draconiano, que imponía la pena de muerte para cualquier tipo de crimen. La expresión "draconiano" describe actitudes o conductas implacables, que no admite perdón. Uno de los procesos que aplicó la pena de muerte fue el juicio a Sócrates. En el segundo libro de la República Platón expresa: Quien es realmente justo acepta también, a favor de la justicia la máxima injusticia.Platón piensa aquí, evidentemente, en Sócrates.
En cuanto a las sociedades precolombinas, se conoce que estos aplicaban las penas consistentes en la muerte a palos o martirios, siendo el gran sacerdote quien las imponía, ordenaba las ejecuciones y se cumplían. En Roma el primer delito sancionado con la pena de muerte fue el de Perduellio, por traición a la patria, más adelante, se reglamentó tambiénpara otros delitos y era esta, la pena imperante; un tiempo después y aunque sin ser abolida cayó en desuso, restableciéndose posteriormente con los emperadores.
Las formas de ejecución de la pena fueron muy variadas de acuerdo a los usos y costumbres de los diferentes pueblos, había entre otras: la lapidación, la rueda, el garrote, la hoguera, todas eran formas muy crueles ya que sufinalidad consistía en imponer el mayor sufrimiento al delincuente condenado a dicha pena.
A partir del siglo XVIII surge la tendencia abolicionista de la pena capital, como también es conocida. En sus inicios, este movimiento no reclamaba la eliminación total de la pena, solo se pedía la reducción de los delitos castigados con la muerte y no es hasta el siglo XIX que se aboga porque ningún reo fueraejecutado, sin importar la magnitud del delito cometido.
Fue el cristianismo el primero en oficializar su rechazo hacia la pena capital. Al llegar el cristianismo, se sentaron las bases de la inclinación abolicionista de esta sanción. Pero, si bien era rechazada esta pena por el cristianismo, su posición fue variando a lo largo de la historia.
En relación a este tema vale destacar ladiferencia entre el cristianismo y el catolicismo; distinción que establece José Martí en uno de sus escritos. Martí manifiesta que la religión cristiana sufrió un proceso de desfiguración, de desmoralización, con la llegada del catolicismo, cuando el cristianismo derivó en la Iglesia, en el poder. Esto se evidencia en una de sus frases: El cristianismo ha muerto a manos del catolicismo. Es por estoque Martí pone una gran brecha entre los católicos y los verdaderos cristianos y reconoce dos errores fundamentales pertenecientes al catolicismo: el dogmatismo y el abuso del poder.
Desde el momento en que la Iglesia, transformada ya en uno de los poderes públicos, pasa al poder, pasa de perseguir a perseguidora, esta se expresa, en gran medida, a favor de la pena de muerte. Desde que la...
tracking img