La pena que me mataba

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1291 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA PENA QUE ME MATABA ( CUENTO)

Siempre, a la misma hora, domingos y feriados nos tomábamos de la mano para ir a misa a la iglesia del barrio, la misma en la que nos bautizaron cristianamente y en la que hubiéramos querido asistir al matrimonio de alguna de las hermanas.
No, a esa iglesia solo volvimos cuando se contrataron las misas para dar cristiana sepultura a nuestro padre primero yluego a la viejita.
Las otras idas a la iglesia se hicieron porque, según la obligación en colegios públicos y para poder sacar registro civil, era obligatorio tener partida de bautizo. Aunque la obligación no era solo legal ni oficial, era una obligación casi espiritual, pues hijo que no se bautizara era como un bastardo, demoníaco, que no era hijo de Dios. Debí entonces hacer la diligencia ante elcura de la parroquia, que ya no era el viejito de pinta bonachona, con cara de español que oficiaba en aquellos tiempos, era uno nuevo que si no hubiera sido por la sotana cualquiera lo podía confundir con un feligrés o un maestro de escuela rural.
El sacramento no vale nada- decían en la iglesia -pero es necesario dejar la limosna. Hoy día, tienen tarifa establecida a parte de la ofrenda quesiempre lo mide a uno ante Dios.
Hecha la ceremonia podía uno tener la seguridad que tenia por hijos unos “angelitos” aceptados por el reino divino. Se hacia uno acompañar inclusive al patio de noche, algo tenebroso pues siempre los padres lo amenazaban a uno con dejarlo allá cuando se desobedecía, cuando un adulto era incapaz de hacerlo, a recoger ropa tendida o algo que debía asegurarse dentro dela casa que evitar que ladrones lo llevaran.
Continuaba la carrera hacia Dios con “la primera comunión”. Era recibir al señor en comunión y comprometerse con uso de razón, en profesar la fe católica. Esta ceremonia era organizada con fiesta familiar, tortas y vino, cuando no ron y cerveza. El agasajado tenia compromiso de comportarse como un cristiano, practicar los mandamientos de la santa madreiglesia, las virtudes teologales y de ahí hacia adelante, los sacramentos. Esto era mandatario, no se firmaba nada, pero el peso ceremonial tenía el carácter de contrato.
En casa la fe católica tuvo un par de enemigos acérrimos: nuestro padre y las condiciones de pobreza que vivíamos.
Nuestro padre fue liberal que vivió la violencia del 48 en pleno furor, fue un antioqueño errante. Recorriótodo el país y en esa precisa época fue testigo-contaba- de la identidad entre los gamonales del pueblo y la curia. “Esta hacia su labor no solo de salvar almas y conducir los feligreses por los caminos del señor, sino fue de manera partidista se ubicaba la lado de los godos terratenientes en su interés de despojar a los campesinos de sus tierras”, decía nuestro padre.
Eso hacia que cada vez quetomaba trago se evidenciara toda la formación anticlerical del viejo, no los quería para nada.
El otro enemigo de la fe cristiana en casa era la pobreza; no entendíamos las razones por las cuales teníamos que padecer tanto, si no éramos pecadores, no se correspondía una vida tan consagrada a Dios con todas las abstinencias que debíamos padecer. Lógicamente que eso lo vemos ahora, en aquel momentoeran pruebas de fe que Dios nos colocaba.
La vida en familia transcurrió bien. Se estudio hasta donde se pudo. De los 10 hermanos solo 2 se hicieron profesionales, los demás debimos trabajar para subsistir, todos tuvimos buenos comportamientos, inclusive las mujeres. La formación religiosa y el temor a Dios ejerció su efecto.
Respetábamos a padre y madre, no codiciábamos los bienes ajenos, desearla mujer del prójimo lo considerábamos menos grave que matar, robar, jurar en vano, mentir. Esos fueron los valores que nos guiaron. Nos llevaron incluso hasta el matrimonio y mas allá, a reproducir esos pensamientos con nuestros hijos, todo lo que teníamos como formación, lo trasladamos a ellos como quien enseña un arte o induce a como se hace una tarea.
Pero aunque esa educación pesa como...
tracking img