La popularidad del magisterio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1886 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA POPULARIDAD DEL MAGISTERIO
Mílada Bazant sostiene, en su texto “La popularidad del magisterio”, que es durante el Porfiriato cuando la profesión de maestro de instrucción primaria se consolidó. Según la autora, el régimen de Díaz mostró preocupación permanente para la formación de docentes y apoyó los esfuerzos para crear instituciones en todo el país que preparan maestros en forma moderna.Baranda, Ministro de Justicia e Instrucción Pública sostuvo que “la democracia tiene que levantarse sobre la escuela primaria y la escuela primaria tiene que ser hija de la Escuela Normal”.
Acorde con este pensamiento, se emprendió una gran cruzada normalista al crearse en distintas entidades del país Escuelas Normales, tanto para varones como para mujeres y Escuelas secundarias para Niñas.
Losplanes de estudio de estas instituciones fueron demasiados ambiciosos, cientifisistas y descuidaron la preparación pedagógica del alumno, pues pretendieron formar el mayor número de buenos maestros en el menor número de años. Esto explica las numerosas reformas que estos planes sufrieron.
A pesar del esfuerzo estatal por formar maestros y de la enorme popularidad que alcanzó esta profesión en elporfiriato, los bajos salarios, los raquíticos niveles de vida de los docentes y las malas condiciones de las escuelas obligaron a muchas entidades a contratar gente sin preparación profesional como profesores ante el número insuficiente de estos. Este panorama provocó el descontento del magisterio con el régimen porfirista, que no dio respuesta a sus demandas y legitimó la actuación parte delmagisterio como grupo intelectual desidente.
HOMBRES Y MUJERES QUIEREN ENSEÑAR
Desde los inicios del régimen porfiriano se hizo hincapié en la necesidad de formar maestros. Hasta entonces, prácticamente no existía esta profesión, de tal manera que las personas que medianamente sabían leer, escribir y contar, se empleaban como preceptores. También era común que las personas que no podían ganarsela vida de otra manera abrieran su propia escuela:
Entonces el estudiante destripado, el abogado sin negocios, el ingeniero sin ingenio, la viuda desolada, la anciana achacosa y la beata paupérrima, creían que lo más fácil y adecuado para acabar bursátiles penurias era abrir una escuela y hacer deletrear a los niños el silabario de San Miguel y hacerles pintar palote y trazar malos garabatos.Era posible porque el plan de estudios era muy reducido; tan sólo comprendía lectura, escritura y algo de aritmética y, además, no habiendo Normal se tenía que emplear a maestros empíricos.
La misión de los maestros no solo era de inculcar conocimientos a los alumnos, sino educarlos, esto es, ver por el desarrollo integral del niño en sus partes física, moral e intelectual. La pedagogía empezó aestar de moda y se pensó que la profesión del maestro era la más difícil porque su ejercicio no afectaba tan sólo a un reducido número de individuos, sino a la familia, a la sociedad, a la patria, a la humanidad entera; y los daños causados por una mala educación son irreparables.
La primera escuela reformista surgió en Xalapa en 1885 y ha sido considerada como la “gran cruzada normalista” en elpaís. Rébsamen planeó y organizó la primera institución que debía preparar maestros “en forma moderna”; básicamente cursos de pedagogía y la acertada combinación de la teoría con la práctica.
En la Inauguración de la Escuela Normal, Joaquín Baranda, enaltecía la función del maestro, quien, como sacerdote, era el apóstol de la religión del saber, el misionero que derrama en terreno fértil y virgenlas semillas del árbol de la ciencia, a cuya sombra pueden llegar las naciones a ser verdaderamente libres y felices.
Proudhon afirmaba que “Democracia es demopedia”, es decir, instrucción y enseñanza de todos los días y de todos los grados, y Baranda agregaba: “Este es el credo de nuestro sistema de gobierno. No hay que olvidarlo: la democracia tiene que levantarse sobre la escuela primaria...
tracking img