La princesita que creia en los cuentos de hadas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (412 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Este libro me dejo una gran enseñanza la cual es: “hay que aceptarnos y amarnos a nosotros mismos para poder amar a otra persona.” Es decir lo principal es amarnos, querernos, aceptarnos tal y comosomos, sentirnos a gusto con nosotros mismos al cien por ciento sin temor a que piensen los demás, para así poder sentirnos dignos de ser amados. Es decir, si nos amamos a nosotros mismos, nos vamos asentir tranquilos al momento de tener una relación con otra persona. Al principio Victoria tuvo muchas complicaciones y problemas durante su crecimiento debido a su doble personalidad, ella creyó quelo correcto era seguir al pie de letra el “código real” por lo que decidió encerrar en el armario a Vicky para poder evitarse problemas. Al encerrar a Vicky, Victoria se vio sumergida en una soledadirremediable, trato de distraerse y fue a sentarse debajo de un árbol, aquí escuchó una voz extraña que comenzó a cuestionarle su identidad, esta voz era un búho aconsejándole que debía escucha la “vozde su corazón”, le dijo que solo ella podía curar a su corazón herido. Y de esta manera fue como Victoria creció convirtiéndose en la princesa perfecta a los ojos de los demás.
Tiempo más tardeconoció a un príncipe del cual ella se enamoró, él le enseñó que la tierra se movía gracias al amor. Victoria no tardó en casarse con el príncipe, he iniciaron una vida juntos. Su vida era perfecta,Victoria participaba en un teatro, se encontraba bien con sus padres, su esposo la amaba, etc. Sin embargo un día su príncipe poco a poco comenzó a exigirle cosas que iban en contra de ella, pero ellaaceptaba con tal de que su matrimonio se encontrara bien. A pesar de todo lo que Victoria hacia el príncipe parecía quejarse más y más.
Como en el caso de Victoria que siempre pensó que su príncipe leiba a traer la “felicidad”, pero estuvo equivocada debido a que en los cuentos de hadas de la vida real, la felicidad surge del interior de nosotros mismos, y no de tener un príncipe. Otro ejemplo...
tracking img