La quinta pata

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (604 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA QUINTA PATA
Ha pasado recientemente el Día Internacional de la Mujer, y como cada año, siento el mismo vago fastidio que me provocó tan magna fecha desde que se instaló formalmente en el libro deefemérides. Creo que es hora de escarbar y decir algo al respecto. Tres son los pilares de ese fastidio, que pretendo poner en claro para que deje de ser “vago”:
1º) ¿Por qué un Día de la Mujer? ¿Hay acaso un Día del Varón? ¿Somos especiales? ¡Para nada! Aspiro, debo reconocerlo de una vez por todas, a ser miembro INDISTINTO del género humano. ¡Claro que hay diferencias de género, cómo no!Principiando por las de orden genital. Pero ¿alcanza para que me discriminen otorgándome un día del que carece la otra mitad de la especie? ¿o será que el varón siente que no necesita un día especialporque su presencia en el planeta está sobreentendida? ¡Ah! Mire usted...
2º) ¿Por qué la matanza de Chicago es el punto de partida para esta “celebración”? Según yo lo veo, los crímenes del capitalismoson igualmente criminales se ejerzan sobre quien se ejerzan. En Chicago (o Nueva York, según la fuente que se consulte), no murieron mujeres: murieron seres humanos aplastados por un sistema siniestroque sigue vigente, sólo que más solapado. El 8 de marzo debería ser el Día de la Lucha Obrera. Aclaro: obreros sin distinción genital.
3º) ¿Por qué corno me regalan pimpollos el 8 de marzo? ¿somoseso para nuestra cara mitad? Voy a replantearlo: ¿SEGUIMOS siendo eso para nuestra cara mitad? ¿un pimpollo, una caja de bombones, y después “Olelo rápido, comelos rápido, y andá a cocinar que se mehace tarde”? Me encantan las flores; por eso se las regalo de vez en cuando a las personas que amo, entre ellas, a mis amigos sean varones o mujeres, y se las regalaba a mi marido cuando vivía. Y él nome las regalaba nunca por una preferencia personal: le parecían más apropiadas para un velorio. El pimpollo rojo del 8 de marzo trae colgados adjetivos como “sublime”, “frágil”, “abnegada”,...
tracking img