La revelion de la nada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (974 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
nada1

La rebelión de la nada: una cuestión de confianza*

*

A propósito de la publicación de una investigación sobre la confianza en todo el mundo. En ella se afirmaba que Latinoamérica es elcontinente más desconfiado y Argentina el país más desconfiado del continente. Santiago del Estero 9 de mayo de 2005.

2

¿Cómo confiar en el otro en un continente signado por la, manipulación,la simulación, el fraude y la indigencia? Podríamos exclamar: qué hemos hecho para padecer tanta desgracia!!! Aún cuando cueste creerlo la desconfianza es la madre de la desdicha y la miseria. Quiendesconfía de otros, antes ya ha perdido la confianza en si. De hecho, la falta de confianza hace imposible la solidaridad, en estos tiempos, donde ella podría ser una de las pocas salidas al desastresocial que padecemos. ¿Cómo podrá ofrecérsele algo a otro si antes, se desconfía de su real necesidad, o de lo que hará con lo que se le ofrece? También el que recibe, desconfía y cuestiona el ¿por quéel otro desea dar? Este pensamiento esta profundamente arraigado en el imaginario popular como lo grafica esta expresión: cuando la limosna es grande hasta el santo

desconfía.
Cuando caminamospor las calles, ya no nos conmueve la miseria y la marginalidad, la

3

desconfianza ha reemplazado a la conmiseración. El rostro del niño que pide: tio una monedita; se desdibuja en la fantásticaimagen de sus progenitores –aprovechadores, incultos, mugrientos, potenciales criminales que empujan sus crías al, difícil, arte de la caza urbana: la mendicidad- nos acechan detrás de esos tiernosojos. Que nos suplican, no ya una monedita, sino que los reconozcamos desde nuestro lugar. Largas notas periodísticas dan cuenta de esta realidad, pero es como la vida misma, el discurso corre por unlado y los hechos por otro. Ciertamente desde el discurso entendemos que no nos dejamos interpelar por ese rostro pobre, que encarna toda pobreza, porque la pobreza se ha judicializado. Es decir, en...
tracking img