La sumisión - crítica teatral

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (688 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Caracas, 15 de Noviembre de 2010
Grupo Teatral: Dram-on
Dirigida por: Vladimir Vera
Elenco: Vanessa Marín, Aníbal Cova, Mónica Freites, Astrid González, Giovanna Sperandei, Newman Vera.
Ensayosobre la sumisión.
(Deformación de “Jacobo o la sumisión” de Eugenio Ionesco)

El montaje es , como lo dice su nombre, una exposición de ideas sobre las opiniones de cada actor y actriz conrespecto al origen y las formas de dominación y su más triste sub-producto: la sumisión. Se interpretan algunos de los personajes de la obra de Ionesco “Jacobo y la Sumisión”, utilizando aún ciertoselementos de la dramaturgia del absurdo, como lo son la sátira, la ironía y una fuerte crítica social escondida detrás de textos aparentemente inocentes y llenos, en este caso, de una falsa cursilería, querefleja la hipocresía romántica de nuestros tiempos. Se nos muestra así un mundo oscuro y decadente, asqueroso y peligroso en cuanto a las armas que utiliza para ejercer el poder, que según elmontaje, se ejerce a través controlando el instinto sexual del ser humano, al mejor estilo de Herbert Marcuse[i]. La estética sadomasoquista y las continuas escenas de violencia sexual nos muestran alindividuo moderno – representado por Jacobo –, incapaz de rebelarse en un ambiente conformista y coercitivo, donde las relaciones sociales se basan en el egoísmo como vínculo interpersonal y el logro delplacer individual. Estas relaciones se reproducen, en principio, en la célula de la sociedad: la familia. Por lo que Jacobo Madre y Jacobo Padre son sujetos doblegados completamente ante el ordenestablecido, centrados en lograr que su hijo impulse y prolongue la maquinaria del progreso, para garantizar la “estabilidad” social. Jacobo Hijo, aunque sufre y se siente incomprendido por el mundo en elque vive, negándose a ejecutar lo que esperan de él, termina siendo víctima de su propia impotencia para expresarse, por lo que el pobre no puede hacer más nada que lamentarse con desesperados...
tracking img