La virgen de los sicarios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (746 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La virgen de los sicarios.

La guerra por el poder desarrollado dentro de la red de narcotraficantes colombianos hace que los asesinatos sean cosa de todos los días. Las ejecuciones no son noticiassino mas bien crónicas comunes y corrientes. Solo el morbo hace que los habitantes vean noticieros. Fernando se encuentra en casa de su amigo de la infancia, José Antonio, con Alexis, un chiquillo de17 años pero que a pesar de su corta edad ya lleva varios muertos en su conciencia, si es que la tiene. Un chico de barrio perdido y olvidado, sin familia, sin futuro y sin ley. Es un sobrevivientede uno de esos tantos grupos de sicarios, asesinos a sueldo que son contratados por los narcotraficantes para eliminar a sus enemigos, El amor nace entre ellos y el contraste de personalidades y edadestan diferentes solo se justifica por la carencia de afecto que ambos vienen arrastrando. Alexis se convierte en un ángel fatal y exterminador que deambula por las calles, complaciendo a Fernando yentendiendo su neurosis, tratando de limpiar a la ciudad de buena parte de sus moradores que molestan a su amor maduro, no conoce la diferencia entre la metáfora y la realidad. Elimina con su ‘tota’ orevolver a taxistas agresivos que ponen la radio a todo volumen, a punketeros ruidosos que no dejan dormir, a rateros sin importancia que solo hacen escándalo y toda clase de seres que solo de dedicana molestar a su amigo el gramático. Alexis lleva 3 escapularios como todos los sicarios, uno en el cuello, otro en el antebrazo y otro en el tobillo, que son para que les den el negocio, para nofallar la puntería y para que les paguen. En eso se centra toda su vida. La reflexiones de Fernando sobre Medellín, su gente, sus costumbres, sus gobernantes y su religión son lapidarias, toda en ese mundolo exaspera y solo se consuela con su efebo amigo al que adora y lo llama ‘su niño’. ¡Dios es la gran gonorrea! grita el escritor cuando su neurosis llega a los extremos y comienza a justificar la...
tracking img