La visión de marruecos en el pasado (no tan lejano), de algunos escritores y viajeros españoles y su reflejo en el imaginario de la españa actual.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2589 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La visión de Marruecos en el pasado (no tan lejano), de algunos escritores y viajeros españoles y su reflejo en el imaginario de la España actual.

Nuestro “ Misterioso Oriente”.

Desde la segunda mitad del S. XIX nuestro vecino del sur ha ejercido una gran atracción sobre las elites políticas de España. “ La política marroquí de España, a comienzos del siglo XX, se basa en laafirmación de sus derechos históricos, legitimados por el Papa Calixto III, en 1457 mediante la Bula de las Cruzadas, sobre la conquista de territorios infieles por los pueblos cristianos.”(1)
Por su parte la sociedad civil, tiene una mezcla de fascinacion y rechazo. A solo 14 kilómetros de la frontera sur de España, se abre un espacio prácticamente desconocido para el publico español;mientras que la distancia geográfica es relativamente pequeña, la distancia mental se podría medir por miles de kilómetros.
Dada la importancia para España de la buena relación con su vecino del sur, parece deseable un mayor conocimiento de esta realidad. Como dice Alfonso de la Serna “.... parte de nuestro destino de hoy y de mañana se encuentra en una estrecha y amistosa cooperacióncon el Magreb, ese inmediato vecino nuestro con el cual debemos tejer un denso tejido de intereses comunes si queremos responder racionalmente a los desafíos de la geografía y de la política.” (2)
Solo conocemos de este espacio los reflejos negativos que de cuando en cuando nos llegan. Desde la Guerra civil que termina con la toma de Granada por los Reyes Católicos, la invasiónde Marruecos en 1859 (Guerra de Africa), la Guerra de Melilla de 1909, el comienzo de Protectorado en 1912, con la ocupación por España de la zona norte, el Desastre de Annual en 1921, hasta la actual situación de emigración marroquí hacia España, las relaciones históricas con Marruecos están llenas de episodios negativos.

Un reflejo muy claro de cómo en España se sentíaMarruecos, en un pasado no muy lejano, nos lo dan estas palabras: “Cuatro carros de asalto entran a media tarde en el campamento. Ruido inseguro de chatarra en la solidez del silencio. Traen la sequedad calcárea de los desiertos que rodean la posición y cierran las perspectivas sin un árbol, sin un pájaro.” (3)

Reflejos en nuestro imaginario
Marruecos ha sido, y sigue siéndolo en granmedida, en el imaginario español nuestro “misterioso Oriente”. Para nuestro imaginario Marruecos es la India del Imperialismo británico y la Indochina del imperialismo francés. Tánger es el Shanghai de los españoles. La ciudad llena de misterio, emoción y romanticismo. Era el lugar desconocido, donde habitaba nuestro “buen salvaje” particular; tal y como nos lo presenta este fragmentode un relato cargado de adulcorado paternalismo correspondiente a la época más dura de la Dictadura Franquista: “ Busiam que era labrador apasionado de su predio........ No sabia casi nada de las argucias esas que se elaboran en la
Yemáa de las que salía invariablemente, la resistencia al pago del tributo o la elección del Jefe del Poblado............. Él tenia de la vida el conceptosencillo y claro de arroyo que hermosea y hace fértil el campo, corría y cantaba, labraba y sabia amar su tierra, sus hijos, su campo y su cielo..........” (4)
Aunque , no todas las visiones son igualmente acarameladas, veamos otro ejemplo: “¿Hasta qué punto son amistosos?. Sus caras son mascaras. Todos parecen tener mil años. La poca energía que posees se reduce al ciego, masivo deseode vivir, porque ninguno de ellos come lo suficiente para tener fuerzas propias. ¿Qué piensan de mí?. Probablemente nada. ¿Me ayudaría alguien si tuviera un accidente? ¿O me dejaría tendido en la calle hasta que la policía me encontrar? ¿Qué motivo tendría alguno de ellos para ayudarme? No les queda religión. Saben lo que es el dinero y cuando lo consiguen lo único que quieren es comer....
tracking img