Las migraciones germánicas. el fin del imperio en occidente

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4462 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Las migraciones germánicas. El fin del Imperio en Occidente 1. La crisis del Bajo Imperio Algunos escritores latinos del siglo IV, aunque seguían alabando el sistema imperial romano, percibieron ya la decadencia de Roma y la atribuyeron a la desidia de sus gobernantes, al hedonismo de su población y a la presencia en sus fronteras y en el propio ejército de elementos bárbaros, es decir,detectaron que la descomposición del Imperio tenía una componente interna y otra externa. Desde el siglo III, Roma asistió a una crisis imparable que poco a poco fue minando el sistema imperial a pesar de las medidas reformistas de emperadores como Diocleciano, Constantino o Teodosio. Una administración coactiva y la ineficiente fiscalidad fueron ahogando a los sectores más humildes mientras los grandespropietarios senatoriales controlaban económica y socialmente sus dominios e incluso suplantaban al Estado. La sociedad, cada vez más ruralizada, fue jerarquizándose progresivamente de modo que magistraturas y propiedades pasaban de padres a hijos y los colonos eran adscritos a la tierra, sufriendo su misma suerte. La pobreza fue en aumento, especialmente en Occidente, aunque se mantuvo la unidadmonetaria basada en el solidus de oro acuñado por Constantino y utilizado también inicialmente por las monarquías germánicas. Con el fin de flexibilizar su administración para gobernar más fácilmente su extenso imperio, Diocleciano (284 – 305) llevó a cabo una amplia reforma que incluyó la división del Imperio en 12 distritos administrativos (diócesis), la creación de la figura del “Augusto” y, pocodespués, la de dos “Césares”, dando lugar a una Tetrarquía en la que cada miembro controlaba un sector del Imperio. El abandono de Roma como capital frente a ciudades como Tréveris, Milán o Rávena fue otro síntoma de la crisis, agudizada cuando Constantino el Grande (324 – 337) trasladó las principales magistraturas del Imperio a Constantinopla. Tras la muerte de Teodosio el Grande (379 – 395),el Imperio quedó definitivamente dividido en dos partes, una para cada uno de sus hijos: Oriente para Arcadio y Occidente para Honorio. A pesar de la crisis, Roma seguía siendo un lugar admirado y administrado por el emperador como un monarca absoluto. En 392, Teodosio declaró el cristianismo como religión oficial y prohibió todos los cultos paganos, que a pesar de todo se mantuvieron en las zonasrurales (pagus). La Iglesia calcó la estructura del Imperio y poco a poco lo fue sustituyendo allí donde su acción fue declinando. A partir del siglo V, los cristianos eran mayoría en el Imperio y los emperadores vieron la religión como un factor de cohesión, aunque en ocasiones tuvieron que decantarse por una facción en las diversas disputas teológicas que se produjeron. Por su parte, San Agustínachacó la decadencia de Roma a que el alejamiento de las virtudes morales había provocado la cólera divina. De este modo, se dio origen a un tipo de historiografía, muy practicado en el medievo, en el que Dios decidía victorias y derrotas según el comportamiento moral de los hombres. Pero si la religión podía dar cohesión al Imperio, el Ejército podía debilitarlo pues tanto Constantino comoTeodosio habían promovido la integración de elementos bárbaros como foederati debido a la extensión del limes y a que muchos romanos evitaban el servicio militar mediante el pago. Algunos personajes destacados, como Aecio o Estilicón, alcanzaron las más altas magistraturas, interviniendo incluso en la política romana. Poco antes de las invasiones, el Ejército romano era mayoritariamente de origenbárbaro.

2. Los pueblos bárbaros antes de las invasiones El limes del Imperio Romano se extendía a lo largo de varios miles de kilómetros en una combinación de lugares fuertemente protegidos y otros fácilmente permeables. Tras el limes estaban asentados numerosos pueblos, algunos hostiles a Roma, denominados genéricamente como bárbaros (barbari). La situación del limes romano en vísperas de las...
tracking img