Las muñecas del narco

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1742 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LAS MUÑECAS DE LOS NARCOS
Autores: Andrés López y Juan Camilo Ferrand

Sobre los capos colombianos de la droga se ha escrito mucho. Pero no tanto sobre sus esposas o amantes, a las que reclutan de adolescentes, les sirven de decoración y apoyo logístico, y a las que usan y tiran a su antojo. De ellas se ocupa el libro 'Las muñecas de los narcos'. Es un vistazo a este mundo criminal desde sulado femenino.
Las Muñecas de los Narcos es el testimonio de seis mujeres, amantes, novias y esposas de los capos del narcotráfico de Cali, Colombia. En esta narconovela se cuenta la vida íntima del narcotráfico, en donde las protagonistas son mujeres; quienes utilizan nombres ficticios: Brenda, Violeta, Noelia, Pamela, Renata y Frida.
En la ciudad de Cali todas las jovencitas tenían como metaser muñecas, los narcos las escogían entre las más bonitas. Casi niñas, algunas con 15 años, se vieron inmersas en un mundo brutal de pasiones y opulencia extravagante entre balas, sacos de dólares, joyas, orgías, muertos y cárcel. Además de sentimientos que las ligan, las esclavizan, las condenan a hombres que las doblan en edad. En sus testimonios confiesan que no se arrepienten sino por elcontrario, todas confirman que los amaron o los siguen amando. Todas son historias de amor sin final feliz.
Aunque cada historia es única, en todas hay montañas de dinero es el arma para conseguirlas. De pronto, una preciosa muchachita de clase media comenzaba a conducir un carro último modelo, lucir sólo ropa de marca y a operarse compulsivamente. Son los signos externos de que han caído en los brazosde un capo. “Yo pienso que es mejor limpiar sangre que limpiar mocos”, dice Brenda al recordar cómo pensaba y justificaba esa etapa de su vida como pareja de uno de los narcos más importantes del Cartel del Norte del Valle, Hernando Gómez Bustamante, alias Rasguño.
Rasguño, hoy encerrado en una cárcel de EE.UU, tiene todo lo que se le presupone a un capo: poder, dinero, pocos escrúpulos, cientosde escoltas, varias fincas y muchas mujeres. Con 16 años, Brenda se convirtió en su brazo derecho, su ama de llaves, la celestina que le conseguía más muñecas entre sus amigas, hasta que obtuvo lo que quería; ser la principal.
Las muñecas no son conscientes de los verdaderos riesgos que corren. Apenas se dan cuenta de que son el objetivo de la DEA, el FBI, la INTERPOL, que están en medio delfuego cruzado de las bandas rivales y pretenden ignorar la violencia que hay tras el lujo en el que viven. Ingenuas, las seis sólo perciben un peligro, el representado por las otras mujeres, las rivales en el corazón y en el bolsillo de sus hombres. Parte importante de sus vidas las dedican a espantar amantes, espiar, montar escándalos, amenazar a las otras “queridas” pero es inútil los narcos queaquí se describen son promiscuos y no les basta con una ni dos ni tres amantes, además de las “prepago”, las prostitutas que animan las fiestas en las fincas.
Son bellísimas, pero quieren serlo más. Cualquier sacrificio es poco para ser la más deseable. Siempre impecables, peinadas, maquilladas, vestidas y enjoyadas en todo momento para satisfacerlos al instante. Y ellos proveen sin reparar engastos. Cirujanos, fajos de billetes, coches, apartamentos de lujo, viajes de ensueño, armarios atiborrados de Gucci, Versace, Louis Vuitton, cajones llenos de Rolex, Bulgari, y oro apuñados que salen de las arcas sin fondo del narcotráfico.
A cambio, ellas son absolutamente leales, incluso en las peores circunstancias. En medio de berrinches y lágrimas, asumen la infidelidad, las borracheras, elmaltrato, la humillación, el estigma social, y viven en una nebulosa romántica que las llevan a defenderlos, incluso hoy, que esos delincuentes eran también “buenos padres”, “tierno y cariñoso”, “un buen hombre, con un gran corazón”. El machismo exacerbado del mundo del narco separa a las amantes y esposas de los negocios. Ellas generalmente ignoran, o quieren ignorar, que sus parejas son...
tracking img