Las noticias

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (493 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Este título presume que todos están de acuerdo con que Dios sí sana a los enfermos. En el que esto escribe no hay duda de que Dios lo puede hacer ni de que lo hace. Cómo lo hace se puede resumir enpocas palabras: según su voluntad.
Dios ha dado enfermedades y los enfermos se murieron (2 Samuel 12.15,18). El también ha sanado a enfermos, a veces usando algún medicamento (como en el caso del reyEzequías en 2 Reyes 20.7), y otras veces no se sabe si hubiera medicina (Gén. 20.17). Es como él mismo dijo, "Yo hago morir, y yo hago vivir; yo hiero, y yo sano" (Deut. 32.39).
Esto no es para decirque todas las enfermedades son de Dios. Uno se puede enfermar por razón de sus circunstancias (Jeremías 14.18). O uno puede hacer enfermar a otro (Oseas 7.5). O uno mismo puede enfermarse (2 Samuel13.2). Pero Dios sí puede enfermarlo a uno (2 Crónicas 21.18), y también puede guardarle de todas las enfermedades (Exodo 15.26).
Hasta aquí se ve que es cuestión de la voluntad de Dios. Cuando hirió,cuando sanó, y cuando les guardó de toda enfermedad, el Omnipotente y Omnisciente Dios estaba haciendo lo que toda la historia respalda; actuaba para el cumplimiento de su benigna voluntad.
CuandoCristo Jesús vino, sanaba toda clase de enfermedad (Mat. 8.16-17). El también dio a sus discípulos la facultad de sanar (Mar. 3.14-15; Luc. 9.2,9). Aunque Dios había sanado a distintas personas en otrotiempo, no habían sido señales como las que se veían en aquellos días (Mat. 11.4-5).
Aquellas señales, y por lo consiguiente las sanidades, fueron hechas por la misma razón para la gente de aquelentonces, que para nosotros: para inducir la fe (Juan 20.30-31). Hubo resultado: muchos creyeron (Juan 7.31).
Después de la ascensión de Jesucristo, los apóstoles recibieron poder, no sólo para sanar(Hechos 5.12-16), pero para dar esa facultad a otros discípulos también (Hch. 6.6; 8.5-8). Las señales que hacían confirmaron la palabra que predicaban (Mar. 16.20), y muchos creyeron y glorificaron...
tracking img