Las políticas de empleo neoclásicas, keynesianas y heterodoxas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 54 (13257 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LAS POLÍTICAS DE EMPLEO NEOCLÁSICAS, KEYNESIANAS Y HETERODOXAS
 
Diego Guerrero y Marina Guerrero
 
Ponencia presentada a la I Conferencia Internacional
El empleo en las sociedades avanzadas
 
(Sevilla, 15 y 16 de abril de 1999)
 
LAS POLÍTICAS DE EMPLEO NEOCLÁSICAS, KEYNESIANAS Y HETERODOXAS. Índice: Resumen: 1. 0. Introducción: 2. 1. El enfoque neoclásico del desempleo: 3, a) eldiagnóstico: 3; b) Del diagnóstico a la receta: 9; 2. El análisis keynesiano del desempleo: 10; a) El modelo: 10; b) Las políticas keynesianas contra el desempleo: 13; c) Keynesianismo de derechas y keynesianismo de izquierdas: 15; 3. El enfoque heterodoxo: 17; a) La necesidad del desempleo: 20; b)  La tendencia secular hacia el aumento del desempleo: 24; c) ¿Tiene el desempleo solución?: 25. Apéndicesobre el derecho al trabajo en la Constitución española: 26; Bibliografía: 29.
 
Resumen: El objetivo de la ponencia es hacer una comparación entre las tres formas básicas de abordar el análisis del empleo y del desempleo. En todos los casos, se estudian primero los fundamentos teóricos que basan los respectivos diagnósticos del problema, y se pasa luego a las recetas o soluciones que se defiendencomo consecuencia del análisis efectuado desde las distintas posiciones. En mi opinión, estos tres enfoques pueden resumirse de la siguiente forma:
 
1) Para los neoclásicos, el origen del desempleo estriba en un exceso de oferta de trabajo debido al establecimiento en el mercado de alguna rigidez que impide el desplazamiento de la situación actual hacia su centro de gravedad de equilibrio acorto plazo, en el que por definición la cantidad ofrecida y demandada coinciden gracias a que las fuerzas de mercado se encargan por sí solas de obtener el pleno de empleo de forma automática. La rigidez se debe, según ellos, a diversos tipos de intervenciones externas, o espurias, por parte del Estado (salarios mínimos, regulación...) y de los sindicatos (monopolios de oferta, etc.), todo lo cual,al impedir el correcto, libre y flexible funcionamiento del mercado, y desembocar en un salario artificialmente elevado, produce el desempleo. La solución, por tanto, es para ellos obvia: hay que poner en práctica una política de empleo basada en la flexibilización del mercado, de forma que el exceso de oferta pueda autocorregirse mediante el descenso de la tasa salarial.
 
2) Por su parte, loskeynesianos y postkeynesianos reclaman un enfoque más macroscópico, en línea con los orígenes fundacionales de la escuela, y tienden a ver en los salarios no sólo un coste para las empresas sino también un componente esencial de la demanda agregada. Para ellos, no son los altos salarios los responsables del desempleo, sino más bien las malas expectativas empresariales, que generan una falta deconfianza suficiente (en el estado de ánimo de la clase capitalista) como para llevar a cabo una demanda espontánea suficiente para que la producción se mantenga al nivel adecuado para absorber a toda la población activa. Por consiguiente, la política keynesiana típica propugna una inyección de demanda por la vía combinada de los instrumentos monetario y fiscal (principalmente), de forma que entreel déficit público, el estímulo a la inversión privada y el apoyo al consumo privado (que puede incluir en ciertos casos una defensa de salarios directos o indirectos más altos) conduzcan a la demanda hasta el nivel adecuado para eliminar o reducir a un mínimo el desempleo.
 
3) Por el contrario, el punto de vista heterodoxo disiente de los anteriores tanto en el diagnóstico como en la solución.Al partir de fundamentos micro y macro muy distintos, se interpreta el desempleo como, básicamente, el resultado de una incapacidad sistémica para absorber a la población abocada al mercado de trabajo, debido a que la producción capitalista es una producción convertida en medio para la valorización del capital. Si falta, entonces, el estímulo del beneficio suficiente para el empresario privado,...
tracking img