Las tres ecologias

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 51 (12601 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LAS TRES ECOLOGÍAS

Félix Guattari

2

LAS TRES ECOLOGÍAS

Félix Guattari

Traducción de José Vásquez Pérez Y Umbelina Larraceleta

PRE-TEXTOS

3

La reproducción total o parcial de este libro, no autorizada por los editores, viola derechos reservados. Cualquier utilización debe ser previamente solicitada. 1ª Edición: octubre 1990 2ª Edición: abril 1996 Título original enlengua francesa: Les tríos écologies © Éditions Galilée, París, 1989 Traducción: José Pérez y Umbelina Larraceleta Diseño cubierta: Pre-Textos (S. G. E.) © de la presente edición: PRE-TEXTOS, 1996 Luis Santángel, 10 46005 Valencia Impreso en España / Printed in Spain ISBN: 84-87101-29-1 Depósito legal: v. 1513-1996 T. G. RIPOLL, S. A. –Tel (96) 132 40 85 – Pol. Ind. Fuente del Jarro 46988 Paterna(Valencia)

4

5

«Así como existe una ecología de las malas hierbas existe una ecología de las malas ideas» Gregory Bateson1

1

Vers l’écologie de lésprit, tomo II, París, Le Senil, 1980

6

EL PLANETA TIERRA vive un período de intensas transformaciones técnico-científicas como contrapartida de las cuales se han engendrado fenómenos de desequilibrio ecológico que amenazan, a cortoplazo, si no se le pone remedio, la implantación de la vida sobre su superficie. Paralelamente a estas conmociones, los modos de vida humanos, individuales y colectivos, evolucionan en el sentido de un progresivo deterioro. Las redes de parentesco tienden a reducirse al mínimo, la vida doméstica está gangrenada por el consumo «mass-mediático», la vida conyugal y familiar se encuentra a menudo«osificada» por una especie de estandarización de los comportamientos, las relaciones de vecindad quedan generalmente reducidas a su más pobre expresión... La relación de la subjetividad con su exterioridad ya sea social, animal, vegetal, cósmica se ve así comprometida en una especie de movimiento general de implosión y de

7

infantilización regresiva. La alteridad tiende a perder toda aspereza. Elturismo, por ejemplo, se resume con frecuencia a un viaje in situ en el seno de las mismas redundancias de imágenes y de comportamiento. Las formaciones políticas y las instancias ejecutivas se muestran totalmente incapaces de aprehender esta problemática en el conjunto de sus implicaciones. Aunque recientemente hayan iniciado una toma de conciencia parcial de los peligros más llamativos queamenazan el entorno natural de nuestras sociedades, en general se limitan a abordar el campo de la contaminación industrial, pero exclusivamente desde una perspectiva tecnocrática, cuando en realidad sólo una articulación ético-política que yo llamo ecosofía entre los tres registros ecológicos, el del medio ambiente, el de las relaciones sociales y el de la subjetividad humana, sería susceptible declarificar convenientemente estas cuestiones. El problema es saber de qué forma se va a vivir de aquí en adelante sobre este planeta, en el contexto de la aceleración de las mutaciones

8

técnico-científicas y del considerable crecimiento demográfico. Las fuerzas productivas, debido al desarrollo continuo del trabajo maquínico, desmultiplicado por la revolución informática, van a liberar unacantidad cada vez mayor del tiempo de actividad humana potencial.2 Pero ¿con qué fin? ¿El del paro, la marginalidad opresiva, la soledad, la ociosidad, la angustia, la neurosis, o bien el de la cultura, la creación, la investigación, la reinvención del entorno, el enriquecimiento de los modos de vida y de sensibilidad? En el Tercer Mundo, como en el mundo desarrollado, capas enteras de lasubjetividad colectiva se desmoronan o se repliegan sobre arcaísmos, como ocurre, por ejemplo, con la temible exacerbación de los fenómenos de integrismo religioso. La verdadera respuesta a la crisis ecológica sólo podrá hacerse a escala planetaria y a condición de que se realice una auténtica revolución política, social y cultural que reoriente los objetivos de la producción de los bienes
En la...
tracking img