Leyendas campechanas

La esquina del perro
Una de las leyendas más recientes y sin duda de las más conocidas de la ciudad es la de la esquina del perro, enclavada actualmente en la esquina que forman las calles 16 y 45 en el barrio de San Francisco. Ahí se encuentra una casa de teja francesa que alberga un pequeño taller, cuyo tejado está coronado por una singular estatua: un perro dálmata en posición sentada. Estaes la historia:
Se dice que poco después de terminada la piratería, durante el dominio francés sobre el reino español, una pareja de jóvenes esposos llegó a Campeche. El señor, un rico burgués era ateo, mientras que su joven esposa era devota católica. Al pasar los años, lograron concebir tres hijas. La menor de ellas, Ofelia, no había sido bautizada por capricho de su padre. La familia tenía unperro llamado "Labrador", mascota preferida de Ofelia, a quien el can tenía un gran cariño.
Una noche sin embargo, los esposos escucharon los gruñidos y ladridos de "Labrador". Asomaron por la ventana y solo observaron al perro que ladraba hacia la parte obscura del patio. Horas después, la pareja volvió a despertarse debido a los terribles y poderosos ladridos del can. Al asomar por la ventanapudieron observar un bulto que escapaba hacia el patio y que luego se perdió en la obscuridad. "Sin duda es un gato", pensaron y se volvieron a acostar.
Pero por tercera vez escucharon que el perro ladraba aún con más fuerza. Su sorpresa fue que los gruñidos de "Labrador" se escuchaban muy cerca, tan cerca que supusieron que su mascota había entrado a la casa. Pero al prestar más atención, no soloescucharon los ladridos del can, lograron escuchar unos gruñidos muy graves, y más aún, los gritos de terror de una niña: Ofelia.
El pensamiento de los padres fue de inmediato suponer que "Labrador" se había vuelto loco y estaba atacando a su hija. Enseguida llamaron a los sirvientes para intentar detener al posible agresor, pero al entrar a la habitación descubrieron una escena por demásaterradora: un terrible monstruo tenía tomada a Ofelia, mientras "Labrador" mordía y rasguñaba las patas del ente; éste pateaba al pobre animal en sus costillas y lo golpeaba brutalmente contra la pared. Los padres y los sirvientes quedaron despavoridos ante el dramático cuadro. La madre de Ofelia solo alcanzó a gritar: "Dios mío apiádate de nosotros". Entonces ocurrió el milagro pues ante la admiraciónde todos, el demonio agazapó su rostro, soltó a Ofelia y saltó por la ventana desapareciendo con la luz el sol.
La pequeña Ofelia estaba a salvo. Ese mismo día, su padre pidió bendecir la casa, bautizar a su hija y a él mismo, así como a todos sus sirvientes que no recibían el sacramento. El valiente "Labrador" murió poco después. Sobre su piel se observaban mortales quemaduras y golpes. En suhonor, la familia ordenó construir tres estatuas: una con el rostro del perro, ésta fue enviada a la ciudad de Mérida; la segunda muestra al can de pie, ésta fue enviada a la ciudad de México; y la tercera es la que adorna el tejado de la casa que aún subsiste hasta el día de hoy.

El Chivo Brujo
Esta es la historia del Chivo Brujo, el cual atemorizó a la población en los tiempos de la ColoniaEspañola:
Se dice que durante la época colonial, durante la época de la piratería, apareció en la ciudad un ser demoniaco con aspecto de hombre, pero con cabeza y piernas de chivo. Éste ente del infierno, como lo llaman los abuelos, atacaba a los pobladores de la ciudad, los cuales vivían con el constante temor de encontrarse con él.
El ente tenía un cuerpo humano con el pecho muy velludo. Sucabeza y piernas, como ya se mencionó, eran de un chivo; la primera con cuernos grandes y retorcidos, ojos rojos como carbón encendido, largas barbas y mirada destructora. Sus piernas fuertes, semejaban las piernas de Satanás, tenían gruesos y sucios cabellos, patas grandes y poderosas y podían destruir piedras de una sola patada.
Ésta es la descripción que por mucho tiempo tuvieron los habitantes...
tracking img