Lo dionisiaco y apolinoco

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 31 (7713 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 4 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
NIETZSCHE
Lo Apolíneo y lo Dionisiaco
APOLO:
Apolo era uno de los dioses más venerados por los griegos, le erigieron muchos templos y a su oráculo acudían cuando deseaban conocer el futuro o aspectos oscuros de su existencia. Los griegos lo consideraron como el dios de la juventud, la belleza, la poesía y las artes en general.
Según Nietzsche, Apolo además expresaba para los griegos un modode estar en el mundo: era el dios de la luz, de la claridad y la armonía, frente al mundo de las fuerzas instintivas. Simbolizaba también la norma, el orden, la serenidad, el equilibrio, la moderación, la medida, la forma, la perfección, la racionalidad, la felicidad, lo coherente, lo proporcionado, lo que nos gusta mostrar de nosotros mismos.
Tradicionalmente se interpreta la cultura griega comouna cultura apolínea, que presenta una visión ordenada, luminosa y racional de la realidad. Nietzsche es contrario a esta interpretación, pues afirma que es correcta para el mundo griego a partir de Sócrates, pero no para el anterior. Frente a lo apolíneo, los griegos opusieron lo dionisiaco.
DIONISOS:
El dios griego Dionisos (Baco para los romanos) era el dios del vino y las cosechas, de lasfiestas precedidas por el exceso, la embriaguez, la música, la danza y la pasión, la orgía, el desenfreno. Era el dios de la vida y la alegría desbordante.
Nietzsche hace una interpretación que va más allá de su significado ordinario y representaba también el mundo de la confusión, la contradicción, la deformidad, el desorden, el caos, el riesgo, la lucha, la noche, el mundo instintivo, lairracionalidad, la vida en sus aspectos oscuros, lo oculto, lo que nunca quiere mostrarse, lo que hay que callar de nosotros mismos. La auténtica grandeza del mundo griego anterior a Sócrates y Platón estribaba en no ocultar esta dimensión de la realidad que expresaron en la tragedia. A través de este género artístico consiguieron armonizar lo apolíneo y lo dionisiaco, las dos dimensiones fundamentales dela realidad sin ocultar ninguna de ellas. Para Nietzsche la tragedia es mucho más que una obra artística, constituye la esencia de la verdadera cultura: la lucha entre la vida (la embriaguez creadora) y su negación (la norma, lo racional).
Sólo con el inicio de la decadencia occidental en la Grecia clásica, con Sócrates y Platón, los griegos intentan ocultar lo dionisiaco inventándose un mundode la legalidad y racionalidad, un mundo puramente apolíneo. Frente a Dionisos, Apolo acaba venciendo. Sobre esa victoria que trastocó los valores se ha construido una historia de los valores apolíneos.
Los pueblos primitivos e incluso los históricos no judaizados ni cristianizados, ni sometidos al pensamiento platónico han sido pueblos guiados por la fuerza de los instintos, de la pasión,confiando en el liderazgo de un hombre que demostraba cualidades de fuerza y vigor superiores a los demás hombres. A ese líder se le otorgaba todo, su proceder era la ley y la justicia; nada podía negársele, era el jefe, el fuerte, el poderoso, el noble, el rey de todos. Ese liderazgo y esa superioridad se han consagrado en las palabras, por ejemplo, “virtud” viene de “vir”, varón.
Los nobles, lospoderosos, los aristócratas, los dominados por la fuerza de vivir arrastraban a las masas a seguirles, arrasaban todo lo que se oponía a sus intereses e inclinaciones, y no respetaban nada que no fuera ellos mismos. Su vivir era dionisiaco, embriagador, intensivo, dominado, potente, libre, impositivo. Para ellos la vida era riesgo, lucha, enfrentamiento con el rival, pasión, fortaleza... pero ese modode vivir fue degenerando porque aparecieron otras fuerzas ocultas, cobardes, traicioneras, que actuaban en la oscuridad y minaron los valores de los nobles, fueron el idealismo, el judaísmo, el cristianismo, la ciencia moderna y la política democrática y socialista.
• ¿Cómo caracteriza Nietzsche la facultad del olvido?
Según Nietzsche, se trata de una capacidad activa, no una nueva fuerza...
tracking img