Lord byron y d. f. sarmiento parte i

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1773 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LORD BYRON Y D. F. SARMIENTO, ARMONÍAS DE SU ESPÍRITU.-
1ª parte.
Por Guillermo R. Gagliardi.


(I).- George Gordon LORD BYRON (1788-1824, inglés): subjetividad predominante en actos y pensamientos. Apasionamiento, beligerancia, compromiso social y político. Opositor belicoso. Guerra constante. “…ataca cuanto encuentra a su paso” (“Conversaciones Goethe-Eckermann, 1836-1848”).Genio poético-político. Romántico y luchad por la Independencia de los Pueblos sojuzgados de su época.

Domingo Faustino SARMIENTO (1811-1888, argentino): Literatura desde y hacia la acción. Periodismo combativo. En su tintero habita el Futuro, Propone, advierte, proyecta, prevé, enjuicia, fiscaliza, construye. Innovación, cambio. Genio, que dicta, enseña sus Tablas como “Mandamientos” Mosaicos.Esperanza, impulso, optimismo político-pedagógico, lo definen. Abre las puertas de la Civilización con la energía soberana de su Voluntad.

Virulento el inglés en su “English Bards and Scotch Reviewers” (1809), satírico temible. Vigoroso y feroz en “The Vision of Judgement” (1821), sobre las acusaciones del poeta “lakista” Robert Southey (1774-1843), cuyo libro de igual título el bardoparodia. Southey, cuyas ideas conservadoras Byron detesta, acúsalo de “satanismo” literario.

Como Domingo, en numerosos de sus escritos se pelea con sus contemporáneos por ideas renovadoras, personalistas. V.gr. las páginas que integran el tomo XLVIII de sus “Obras Completas”: ‘La escuela ultrapampeana’. Allí polemiza con los intelectuales católicos Pedro Goyena, los Navarro Viola, José ManuelEstrada y otros.
O también en los agudos ataques contra el insigne jurista y literato Juan Bautista Alberdi (1810-1884), en su “Las ciento y una” ( cartas destructoras, abominables en vituperios, en “El Nacional”, luego recogidas en el tomo XV de sus ‘Obras’).

El crítico italiano Mario Praz (1896-1982, especialista consagrado en Letras y Artes, especialmente británicas), en su “La literaturainglesa” (trad. castellana, 1976, tomo II, ‘Del Romanticismo al siglo XX’) señala los caracteres anti-clásicos de la personalidad y obra de Byron. Lo comparamos con Sarmiento, otro personaje histórico nada devoto de la “oposiópesis”, la reticencia, justamente ellos, osados e irreverentes.

Navegaron en sus vidas y escritos por el río del descuido, la falta de límites frecuentemente, lagenerosidad y el desinterés, la impulsividad, la ruptura de todas las cadenas que puedan aherrojar el ingenio humano, la expresión genuina del Yo…

(II).- J. W. von Goethe (1749-1832) concibe a “Euforión” como personaje en su inmortal “Fausto” (1773-1831), Acto III, escena III. Seméjase a Byron, niño retozón, libre, independiente. Nosotros lo asimilamos a nuestro sanjuanino, en su sentido marcado de lapropia Personalidad, de la Soberanía del Individuo, su santa Responsabilidad pública.
“Loco”, “impulsivo”, lo llaman sus padres, Helena y Fausto:

“¡Oh domina, domina,

esos locos impulsos
de vida exuberante…”.

Sensuales y alegres, cultivan, el hijo de Fausto y el de don José Clemente Quiroga Sarmiento, la ¨ética del placer y de la risa”, en una de sus orientaciones personales,un aspecto de su psicología.
Pues además Domingo posee un sentido Romano del Deber, de la formación y consolidación de una República. Dionisos y Catón imperan en el genio del cuyano, lo Griego mítico y lo Latino Clásico.

Como un guerrero glorioso del Lacio, en Faustino prevalece su instinto bélico, agónico, brioso, ansioso de poderío como el hijo de Helena:

“Sólo me incita aquelloQue trabajo y esfuerzo
Me cuesta conquistando”.
(trad. Rafael Cansinos Assens).

Voluntad de Dominio nietzscheano. El retrato goetheano prefigura a nuestro Domingo desde el modelo byroniano.

“He de subir a lo más alto”,

declara Euforión, confiado en sus fuerzas y el cumplimiento de sus planes de Bien Público....
tracking img