Los caballeros andentes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 50 (12336 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
DOSSIER

Los Caballeros Andantes

on la espada en una mano para ganar su fortuna y la vihuela en la otra para conquistar el amor, el caballero andante encarnó un prototipo de héroe que hizo furor en la Baja Edad Media. Escritores, trovadores y juglares contribuyeron a dar vida al mito
La búsqueda de dama y fortuna Andrea Barluchi Un oficio de nobles Yolanda Godoy y Alberto Magnani Arrebato ycastigo Franco Franceschi Maridos en peligro Stefano Torelli Amor loco Marina Montesano Don Quijote no estaba solo José-Luis Martín

DOSSIER

La búsqueda de dama y fortuna
El segundón abandonaba su casa y se dedicaba a la profesión de las armas, recorriendo las tierras justando y combatiendo, siempre a la espera de alcanzar el amor de una dama que le redimiera de la soledad y la pobrezaAndrea Barlucchi Profesor de Historia Medieval

U

NO DE LOS EPISODIOS MÁS SABROsos del Quijote es sin duda aquel de la noche que pasa en la venta, en su segunda salida. Baldado por los golpes recibidos en su anterior aventura, don Quijote yace en un jergón creyéndose en un gran castillo, cuando se le acerca a tientas Maritornes, criada de costumbres ligeras que trata de reunirse con su amanteocasional, un arriero. Se la describe contrahecha, más fea que un pecado y con aliento fétido, pero para don Quijote sólo puede tratarse de la hermosa hija del señor del castillo que, enamorada de él, está dispuesta a ofrecérsele para una noche de placer. Él trata, de muy pulidas maneras, de oponer a lo que considera insinuaciones de la mujer, la excusa de su compromiso amoroso con la dama de sucorazón, la pueblerina Dulcinea del Toboso. Hasta que el arriero, temblando de cólera y deseo, le empieza a sacudir a modo, desencadenando un cisco general. Nuestro maduro y atribulado hidalgo, perdido en su propio delirio, había “leído” la situación bajo la influencia de los parámetros transmitidos por tantos y tantos volúmenes de literatura cortés, ávidamente devorados. No hacía otra cosa quetratar de interpretar su papel ajustándose a los cánones establecidos de comportamiento. Pero, ¿cuál era la realidad que se encontraba tras este tipo de literatura, de la que se alimentaba
2

Asalto cortés al castillo del amor, grabado en el reverso de un espejo de marfil (Florencia, Museo del Bargello), página anterior. La mancheta del dossier es una composición que funde una capitular de lasSentencias de Pedro Lombardo (siglo XIII) con la xilografía de portada de la edición castellana, de 1511, de Tirante El Blanco.

y a la que se dirigía? Para contestar a esta compleja pregunta debemos naturalmente abandonar la época plebeya, ingrata y dura, y trasladarnos a la Francia de los siglos XI-XII. Aquí encontramos, en las filas de la aristocracia, un elemento perturbador, una fuentepermanente de desasosiego y de continuas tensiones a varios niveles del edificio social: los iuvenes, término que podemos traducir –evidentemente, de manera imperfecta– por “caballeros jóvenes”. Se trata de los hijos segundogénitos de las familias nobles, que

quedaban privados del patrimonio familiar en virtud de la ley que reservaba el conjunto de la herencia –o, en cualquier caso, la mayor parte deella– únicamente al varón primogénito. Se intentaba, de esta manera, conservar íntegra la potencia familiar. Pero el precio, al margen de la posibilidad de encerrar a todos los demás hijos en conventos, era literalmente echar a la calle a una considerable masa de varones jovencísimos –poco más que adolescentes– una vez dotados de lo mínimo imprescindible para poder ganarse la vida

Representaciónde una justa, en un manuscrito bajomedieval (Bruselas, Biblioteca Real).

guerreando; es decir, un caballo y algún arma. El iuvenis es, por tanto, un caballero perfectamente atildado, educado desde niño en el duro aprendizaje de las armas, pasando por las más humildes tareas de mozo de cuadras y escudero, pero carente de ingresos estables. Por esta razón se ve obligado a emigrar de comarca en...
tracking img