Los cien requiems

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (332 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los cien réquiems
En sufragio de las almas del purgatorio
Recomendación
Innumerables son los favores que se nos refieren, que han sido obtenidos por los devotos de las almas del purgatorio, porvías completamente inesperadas, mediante los cien réquiems en su sufragio.
Modo de practicar esta devoción: puede servirse de un rosario común de cinco decenas, recorriendo dos veces para formar lasdiez decenas, o sea, la centena de réquiems. Se empieza rezando el acto de contrición, un padre nuestro y después una decena de réquiems o sea es decir diez veces:
-Dales, señor, el descanso eterno. Ybrille para ellas la luz perpetua.
R. al final de la decena de réquiems, se hacen estas invocaciones:
Almas santas, almas pacientes, almas cautivas, rogad a Dios por nosotros, que nosotros rogamospor ustedes para que el señor les de su gloria. Amén.
Padre eterno, te ofrecemos la sangre, pasión y muerte de Nuestro Señor Jesucristo, los dolores de la Santísima Virgen y los de San José, por laremisión de nuestros pecados, la libertad de las almas del purgatorio y la conversión de los pecadores. Amén.
Rezadas así diez decenas con las invocaciones al final de cada una de ellas, se tienencompletos los cien réquiems de esta devoción.
(León XIII concedió a cada réquiem 50 días de indulgencia)

Ofrecimiento de vida
Mí amado Jesús:
Delante de las personas de la santísima trinidad delantede nuestra madre del cielo y toda la corte celestial, ofrezco, según las intenciones de tu corazón eucarístico y las del inmaculado corazón de maría santísima, toda mi vida, todas mis santas misas,comuniones, buenas obras sacrificios y
• Para adorar a la gloriosa santísima trinidad
• Para ofrecerle reparación por nuestras ofensas
• Por la unión de nuestra santa madre iglesia
• Por nuestrossacerdotes
• Por las buenas vocaciones sacerdotales
• Y por todas las almas al fin del mundo

Recibe, Jesús mío, mi ofrecimiento de vida y concédeme gracia para preservar en el fielmente hasta...
tracking img