Los edukadores

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1373 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Esta película es realmente sorprendente por su tema y sus profundos diálogos. Plantea sobre todo el
tema de la lucha por un mundo nuevo y mejor desde la óptica de los nuevos movimientos sociales
Si bien, este es un concepto que ofrece muchas dudas a algunos
y otras tantas sospechas a otros, debido sobre todo a reducidos grupos de violentos, no es menos
cierto que su lema “otro mundo esposible” no deja indiferente a nadie.
Y de esto trata Los Edukadores, de cómo construir ese mundo nuevo. ¿Será una revolución? ¿Hay que
acabar con los ricos? ¿Hasta dónde hay que ser violento? ¿Cuál es la relación entre la revolución social
y la personal? ¿En qué quedan al paso de los años nuestros ideales y sueños? Estas cuestiones pueden
dar lugar a un debate ideológico entre una manera u otra deentender el mundo, su funcionamiento,
sobre todo el liberalismo económico y el capitalismo salvaje. Un debate en el que fácilmente se habla
de buenos y malos, viendo a unos como la solución al problema que han causado otros (simplismo en
el que puede caer la película). Sin embargo es un debate lógico y necesario para tratar estos temas que
interesan mucho a los jóvenes por su idealismo y suoposición al mundo de los adultos. Pero este tipo
de debate no es el objetivo de nuestra propuesta. Como es bien sabido, nos centraremos en los
“aspectos vocacionales” que se pueden rastrear en esta cinta.
En primer lugar nos fijamos el idealismo de estos dos amigos (Jan y Peter). Lo que les mueve es un
deseo de querer cambiar el mundo. Tienen claro que no son delincuentes ni ladrones. Tienen“unos
principios”. No permanecen indiferentes a la injusticia mundial (se implican contra el abuso en la fabricación
de zapatillas de marca) ni a la injusticia cotidiana y cercana (la primera escena en el autobús).
Tienen unos sueños (una ideología, si se quiere) y en cierto modo son coherentes actuando en consecuencia.
El hecho de querer “educar” a otros no refleja sino el deseo de hacer cambiara los demás
según su manera de ver el mundo (aquí cabe la discusión). No obstante el debate sobre los medios
para llegar a ese fin se muestra en las discrepancias que tienen los dos amigos.
Jule, por su parte, comparte también los ideales de sus amigos pero a otro nivel. Quizá sea ella la que
sufre más directamente la injustica del sistema. Trabaja en un restaurante de lujo en el que losclientes
se muestran con un snobismo despiadado (quizá un poco exagerado). Además tiene que pagar una
indemnización de 94.000 € a un rico por destrozarle el coche en un accidente involuntario. Vive encerrada
y esclavizada en el sistema para “pagar el estilo de vida de un ricachón”. Ella sólo llega a expresar
su rabia y su disconformidad rayando los coches de los clientes (o del jefe).
Después dehaber perdido su trabajo por “no haber cerrado el pico” y defender a un compañero, Jule
termina confesando: “No logro encontrar nada en lo que pueda creer”. Para llegar ahí, Jule y Jen nos
han dado un par de diálogos interesantes que comienzan con el testimonio de Jule: “antes quería divertirme
y ser libre. Luego vienen los compromisos”. De esta conversación me llama poderosamente la
atenciónla capacidad de seducción de Jen. Narrando lo que hace y el porqué de lo que hace, logra
avivar y despertar el espíritu derrotado de Jule. Un “ven conmigo” de Jen termina con un “¡Ha sido
alucinante!” de Jule. Se produce un contagio de los valores de la revolución, de tal modo que ella va
aún más lejos queriendo saltarse las normas de una buena organización y planificación. No obstante
lossentimientos que terminarán en enamoramiento también juegan su papel en este proceso de identificación.
La película da entonces un giro que nos lleva al secuestro de Hardenberg por los tres amigos, la consecuente
huída y el refugio en un lugar solitario que posibilita diálogos sin desperdicio. Ahí, el director
nos ofrece la posibilidad de conocer el otro punto de vista. Hace hablar a Hardenberg...
tracking img