Los fundamentos del conocimiento en la vida cotidiana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2226 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL NACIMIENTO DE LOS ESTADOS NACIONALES

Cuando la republica cristiana entra en crisis y se consuman las primeras laceraciones en el tejido de la unidad religiosa europea, desaparece también el último fundamento del Imperio. Como hecho político, o mejor aún, como realidad política determinante, como protagonista de las luchas políticas europeas, el imperio habíase acabado ya hacia tiempo: ni elgranduelo dramático que puso a Carlos V y Francisco I puede llamarnos a engaño, toda vez que fue mas bien un duelo de Francia y España (el primer duelo entre los recién llegados a la historia, los estados nacionales) que entre Francia y el Imperio.

El mismo Carlos V concederá la Interim Augustanum, que consagra en cierto modo la decisión religiosa y romperá definitivamente en dos troncos aquelesbozo de nueva monarquía universal esparcida sobre tres continentes que el destino había puesto a disposición y que había inducido a mas de uno a pensar en milagrosa resurrección del pasado.

Precisamente las luchas entre Carlos V y Francisco I podía constatarse que la solidaridad imperial no tenia sentido alguno, y así el soberano francés había encontrado sus mejores aliados alemanes.

Elpensamiento político italiano de los primeros decenios del siglo había percibido nítidamente que los nuevos protagonistas de la historia europea eran los estados formados en terribles guerras a lo largo del siglo precedente: Francia, España e Inglaterra.

En efecto, en el duro combate de más de cien años contra Inglaterra se había formado la nación francesa. Similarmente, la reconquista cristianahabían salido fortalecido los dos reinos de Castilla y Aragón, que con la unión de sus soberanos establecían definitivamente la unidad española. También de la guerra de las dos rosas nació la Inglaterra de los Tudor, la Inglaterra moderna.

Y aquí, si se quisiera insistir en la semejanza e indicar cual había sido a través de aquel sesentenio de violencias desmesuradas el hilo conductor de loshechos, por encima de las pasiones del momento, quizás convendría concluir que el mismo radicaba precisamente en la lenta formación y afirmación de la conciencia de la nueva monarquía, que los grandes barones feudales obstaculizaban sin reposo. Paradójica conclusión sobre todo teniendo en cuenta que fue Inglaterra la nación en la que el absolutismo fue más fácilmente vencido.

LA LUCHA POLITICAEUROPEA

Italia fue durante medio siglo el escenario de la lucha por la supremacía entre los nuevos protagonista de la historia europea.

Fue en Italia, efectivamente, más que sobre las fronteras del Norte, donde la Francia de Francisco I dio a Carlos V las batallas decisivas para el predominio, perdiéndolas; fue también la península el bojeto de las llamadas guerras de magnificencia en la queEnrique II, tras un comezo de reinado que pareclía dirigido a la recontrucción pacífica, acabó de consumar la riqueza y el poderío franceses. Para los franceses Italia se convirtió en el pais creado para ser tumnba de sus hijos, que a ella se trasladaban armados para no regresar jamas.

En la segunda mitad del siglo XVI la lucha politica europea se despazo hacia el norte (guera de religión enFrancia y lucha en los Paises Bajos por la libertad de conciencia y por la independencia), Italia se convierte en zona periferica desde cualquier punto de bista, ya que tambien en el siglo siente las luchas divisivas, tanto politicas como morales, se desarrollaran en el Norte.

Los grandes erstados europeos, Francia, España e Inglaterra, parecen, por tanto, ocupar ellos solos la escena, como siunicamente las grandes unidades territoriales confiriesen la dignidad de gran potencia. Pero se equivocaria quien creyese de la desnuda logica de la fuerza dominaba la lucha politica en Europa. Si la politrica de Isabel era “protestantes”, la de Madrid era por encima de todo “católica”, Felipe II, más que Carlos V, fue realmente el digno heredero de los soberanos españoles de la Reconquista: la...
tracking img