Los niños tiranos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1363 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
“Los Niños tiranos”
Diana Del Castillo Aguirre

Los niños tiranos: el pequeño dictador

En cierto sentido podríamos decir que, hasta cierto punto, es tremendamente fácil hacer que un niño se convierta en tirano, ya que tan sólo se debe seguir una pauta sencilla: consentírselo absolutamente todo.

Y es que el “todo vale” puede llegar a crear niños tiranos, cuyo origen viene a ser laausencia de límites educativos y de figuras que representen una mínima o poquísima autoridad.
Generalmente esto se produce porque los padres suelen temer ser firmes por diversas malas experiencias durante su propia educación familiar, por abuelos u otras personas responsables de la educación del mes que mantienen una actitud más laxa a la hora de establecer una disciplina, o bien por aquellos padres queconsideran al niño “especial”.

¿Cómo es el niño tirano?
El niño tirano se caracteriza por ser principalmente un niño muy caprichoso, que tiende a molestar a los demás pero que, sin embargo, no soporta que le molesten.
Tiende a mostrar una baja tolerancia a la frustración, a la vez que es sumamente egoísta y egocéntrico, de tal manera que exige sus derechos pero importándole poco los de losdemás.
También tiende a atemorizar a los padres mediante pataletas (en el caso de que sea un menor), o bien amenaza con fugarse en caso de ser adolescente.

¿Cómo evitar que nuestro hijo se convierta en un niño tirano?
Una de las mejores formas de evitar que nuestro hijo/a se convierta en un niño tirano es demostrar firmeza a la hora de educarlo, a la vez que exigimos exigencia.
Los niñosnecesitan ciertos límites para no ser tiranos, y porque, sobretodo, conseguiremos que se sientan más seguros y queridos.

Cómo poner en su sitio a los “Pequeños tiranos”La desestructuración de las familias y la ausencia de criterios educativos en los padres están creando una nueva figura, los "pequeños tiranos", hijos únicos en la mayoría de los casos, que imponen su propia ley en casa. Psiquiatrasinfantiles, psicólogos y profesores se enfrentan a una tarea difícil –un problema educativo, más que psicológico–, para el que se requiere, en primer lugar, que los padres aprendan a ser padres. |

        La aparición de estos diminutos déspotas –casi siempre chicos, de apenas 7 u 8 años– que dan órdenes a los padres, organizan la vida familiar y chantajean a todo aquel que intenta frenarlos,comenzó a observarse hace ya una década en las consultas infantiles. Su comportamiento colérico, más allá de la simple pataleta, hace temer una adolescencia conflictiva y quizá contribuya a aumentar un problema social ya serio: la violencia juvenil.

Padres claudicantes
        Pero, ¿qué hay en la raíz de esta conducta impensable hace un cuarto de siglo? Profesores, psicólogos y sociólogoscoinciden en un mismo punto: la falta de criterios educativos y tal vez de madurez en los padres actuales. Para Christiane Olivier, psicoanalista y autora de uno de los libros recientes sobre este fenómeno (1), “hoy día, los hijos son esperados, deseados, pero solo se busca su sonrisa y no los problemas que ocasionan y, para educar, hay que saber decir ¡no!”.
        El afán de llamar la atención,de ser el centro y de poner a prueba los límites es bastante natural en los niños entre 4 y 8 años. El problema aparece cuando se convierte en una actitud permanente y sin frenos. En algunos casos se trata de niños a los que sus padres han rodeado de excesivas atenciones. Según explica la psicóloga Paula Spencer en la revista chilena Hacer Familia (noviembre 2003), “los límites para ellos han sidopocos. No les han enseñado a respetar tiempos ni normas”. Por eso interrumpen las conversaciones de los adultos o hacen sus “gracias” para conseguir la atención de todos.
        En otros casos, el problema es que sus necesidades afectivas no han sido bien atendidas, y tratan de satisfacerlas por otros medios, haciéndose los chistosos o comportándose mal. Pero aunque buscan reacciones de...
tracking img