Los pasteleros

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5256 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los pasteleros
PERSONAJES
  |
  |
SEBASTIÁN,   pícaro. | |
LIBORIO,   pícaro. | |
SEVERO,   pastelero. | |
CATALINA,   su mujer. | |

Cuadro I |
|
  Luz mortecina. Es de noche, apenas se ve. Pero se distingue el rótulo Pastelería. Hay una luz encendida dentro, lo que da a entender que los dueños no se han acostado todavía.  | |
SEBASTIÁN.-   (Aparece sigilosamente porla derecha y como tanteando con las manos.)  Yo creería que es por aquí.  (Adelanta cautelosamente.)  Y pensar que ha sido casi una revelación, porque estaba yo durmiendo bajo el puente de San Juan y de pronto me ha venido un sueño. Un sueño delicioso:   -66-   estaba comiéndome una tarta de almendra, una tarta riquísima, toda entera para mí. Y me he despertado y me he dicho: «Sebastián, no puedesdesperdiciar esta ocasión...». |
|
  (Se oyen voces de dentro, como que están echando las cuentas del día.)  | |
VOZ DE CATALINA.-  Veintidós, veintitrés y veinticuatro. |
VOZ DE SEVERO.-  ¡Magnífico! Veinticuatro. Esto va pero que muy bien. |
|
  (SEBASTIÁN se ha quedado inmovilizado a unos pasos de la puerta.)  | |
LIBORIO.-   (Aparece sigilosamente por la izquierda en actitudsemejante a la de SEBASTIÁN y repitiendo simétricamente gestos y posiciones.)  Yo creería que es por aquí.  (Adelanta cautelosamente.)  Y pensar que ha sido casi una revelación, porque estaba yo durmiendo bajo el puente de San Pedro y de pronto me ha venido un sueño. Un sueño delicioso: estaba comiéndome un pastel de hojaldre, un pastel riquísimo, todo entero para mí. Y me he despertado y me hedicho: «Liborio, no puedes desperdiciar esta ocasión...». |
|
  (Se oyen voces de dentro, como que están echando las cuentas del día.)  | |
  -67-   |
VOZ DE CATALINA.-  Veintidós, veintitrés y veinticuatro. |
VOZ DE SEVERO.-  ¡Magnífico! Veinticuatro. Esto va pero que muy bien. |
|
  (LIBORIO se ha quedado como inmovilizado a unos pasos de la puerta.)  | |
SEBASTIÁN.- Ciertamente no me falta valor para venir a esta hora y....  (Sin moverse de su sitio y como con miedo.)  |
LIBORIO.-  Ciertamente no me falta valor para venir a esta hora y....  (Sin moverse de su sitio y como con miedo.)  |
SEBASTIÁN Y LIBORIO.-   (A la vez, como autómatas, adelantan hacia la puerta, dispuestos a golpear con los nudillos. Lo hacen los dos a la vez y gritan.)  ¡Ah, de la casa!  (Sevuelven los dos espantados de su propio grito y dicen, mirándose.)  ¡Ah!  (Y se alejan unos pasos.)  |
SEVERO.-   (Desde dentro.)  ¿Quién importuna a estas horas? |
CATALINA.-   (Desde dentro.)  ¿Quién se atreve a interrumpir nuestra calma? |
SEVERO.-  ¿Quién? |
CATALINA.-  ¿Quién? |
SEBASTIÁN Y LIBORIO.-   (A la vez, cada uno desde su posición.)  El hambre, señores, el hambre. |
SEVEROY CATALINA.-   (Al mismo tiempo, desde dentro y más fuerte que las otras veces.)  ¡Veintidós,   -68-   veintitrés, veinticuatro! ¡Esto va pero que muy bien!  (Se apaga la luz de la casa.)  |
|
  (Oscuro.)  | |
|
  (Luz fantasmagórica. Aparecen SEVERO y CATALINA con aire festivo, y en el centro del escenario ritman unos pasos de danza al compás de la música, mientras cantan a coro:)  ||
SEVERO Y CATALINA | |
| Tú tienes un pastel  (Bis.)  | | | |
| y yo una tarta. | | | |
| Y para ser feliz  (Bis.)  | | | |
| ¿que más nos falta? | | | |

|
|
|
  (Lo repiten dos veces. La escena se iluminará progresivamente, para ir oscureciéndose progresivamente también. Ha de conseguirse que se vea en los dos extremos del escenario a SEBASTIÁN y aLIBORIO, que mirarán a los danzarines como sorprendidos al oír cantar lo del pastel y la tarta. Desaparecerán los DANZARINES y los dos MENDIGOS, mientras irá disminuyendo progresivamente la melodía y se hará el oscuro.)  | |
|
  (En conjunto, todo lo sucedido hasta aquí ha de dar la impresión de un sueño.)  | |

  -69-  
Cuadro II |
|
  Mismo escenario. Luz normal.  | |
SEBASTIÁN.- ...
tracking img