Los vanguardismos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 32 (7920 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los vanguardismos
La vida cultural de Europa y del resto de América era un hervidero de nuevos conceptos y valores literarios. La época de los ismos florecía alrededor de la isla, desde el cubismo de Apollinaire, el futurismo de Marinetti, el dadaísmo de Tzara, el cubismo, el ultraísmo y, mucho más cerca, el creacionismo de Huidobro. Un numeroso grupo de jóvenes poetas puertorriqueños, cansadosya de la decadencia modernista que continuaba imperando en la isla hasta 1918, comenzaron a dar rienda suelta a su imaginación creadora que, desde el inconformismo, forjó una serie de movimientos prácticamente inscritos en la experiencia personal de sus autores; juntos crearon un corpus de obras que marcaron una corta época en la que las vanguardias se apoderaron del ambiente cultural isleño.
Ala luz de estas premisas, la nómina de los ismos puertorriqueños aportó su propio e importante grano de arena al resto de las propuestas estéticas. Así nació el Diepalismo, término que define la poesía de José I. de Diego Padró (1896-1974) y Luis Palés Matos (1898-1959), cuyo nombre proviene de los apellidos paternos de ambos poetas (die-pal-ismo), y cuya propuesta se basa en que, partiendo de laonomatopeya, se debe suplantar lo lógico por lo fonético para no debilitar con una simple descripción la verdad y la pureza de aquello sobre lo que se está componiendo. En 1921 publicaron en El imparcial el poema Orquestación diepálica con el que comenzaron el movimiento al que se uniría más tarde Emilio R. Delgado (1904-1967).
A fines de 1921 se propusieron José I. de Diego Padró (1896-1974) yLuis Pales Matos (1898-1959) dar vida a un modo sintético de expresión poética que, partiendo fundamentalmente de la onomatopeya, suplantando lo lógico por lo fonético, y «sin recurrir a la descripción ancha y prolija que solo viene a debilitar la verdad y la pureza del asunto», según reza en su exposición de propósitos, lograse dar una impresión de la realidad objetiva. De la combinación de losapellidos paternos de ambos poetas teorizantes surgiría el término —die-pal-ismo— que habría de denominar al nuevo movimiento literario. Saldría el mismo a la luz pública con la aparición en el periódico capitalino El Imparcial, el 7 de noviembre de 1921, del poema titulado lado «Orquestación diepalica», que firmaban conjuntamente De Diego y Pales. Sobre un ambiente rural, en misteriosa noche deluna, recoge dicha composición los ruidos que emiten diversos animales: perros, coquíes, búhos, grillos, un buey. Imita, además, el sonido del «agua que corre»: «glu-glu-glu-ta-ta-ti-ta-to»; el del viento: «flufffff»; «el picotear de las estrellas a la luna»: «pit-pit-pit». El poema termina con la salida del nuevo día, que anuncian los cantos de las aves. Ambos autores recibirían severas críticas deuna parte del mundo literario insular, y alguien habría de calificar a aquel primer producto de la nueva escuela como «una poesía para gagos». Otros, sin embargo, elogiarían y estimularían a los dos jóvenes autores diepalistas. Más adelante saldría en el mismo periódico otra composición de igual escuela, «Fugas diepálicas», que firmaba solamente De Diego Padró, tal vez la obra principal deldiepalismo, y en cuya última estrofa, a la vez que trabajaba el poeta los recursos expresivos a la manera de aquel movimiento, manejaba el tema del negro, de cultivo lirico ulterior de resonancias extrainsulares en la obra de Luis Pales Matos, el otro diepalista.
En diciembre de aquel año, el poeta Emilio R. Delgado (1904-1967) se colocaría al lado de los fundadores del citado movimiento, publicando enEl Imparcial un soneto diepálico, «Amanecer capitalino»,en el cual describía el despertar del día en el San Juan de aquella época, con sus diversos ruidos urbanos. Pero la nueva escuela, carente de impulse y de seguidores, no habria de sobrevivir mas alia de los comienzos de 1922, tras una brevisima existencia. Sus influjos, sin embargo, contribuirian sin duda, por el énfasis que dio al empleo...
tracking img