Los vikingos en la península ibérica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1763 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS VIKINGOS EN LA PENÍNSULA IBÉRICA

FUNDACIÓN REINA ISABEL DE DINAMARCA

2004

Este libro es un compendio de opiniones de expertos sobre las incursiones y presencia de los vikingos en la Península Ibérica, recogidas de las ponencias expuestas por los seis conferenciantes que participaron en un seminario sobre este tema, organizado por la Fundación “Reina Isabel de Dinamarca” en Bilbao,en el año 2003.

En la primera ponencia, “Los vikingos en Vasconia”, el autor, Antón Erkoreka, basándose en una amplísima bibliografía y en sus propias observaciones a pie de campo, defiende la tesis de la pronta y repetida relación entre los vikingos y los habitantes de la Vasconia, documentando posibles asentamientos en la zona del actual País Vasco, principalmente en la denominada Ría deMundaka-Gernica.
El autor, aun reconociendo la valía de Sánchez Albornoz como historiador, desvirtúa parte de las tesis de éste último sobre el tema, achacándolo, entre otras cosas, a un escaso conocimiento de la lengua vasca.
A lo largo de su intervención, Erkoreka expone datos y hechos (forma de gobierno, artes de pesca, línea de los barcos, vocablos marineros, toponimia...) que muestrangrandes similitudes entre los utilizados por los vikingos y los tradicionales del País Vasco, lo que parece confirmar asentamientos vikingos en la zona incluso antes de las grandes oleadas, ocurridas entre el 844 y el 1038.

El segundo conferenciante, Vicente Almazán da cuenta detallada de las cuatro oleadas vikingas que asolaron Galicia, todo ello con gran profusión de fotografías de las murallasy defensas de la época, levantadas para resistir los frecuentes ataques vikingos. Parece ser que, a raíz de estos ataques, el obispo consiguió del Papa el traslado de la Sede Episcopal de Iria Flavia a Santiago, amurallada y mucho menos vulnerable. Este hecho contribuyó a acelerar la importancia de Santiago como ciudad.
Esta es quizá la exposición menos extensa, aunque sí es la más ilustrada .Tercera ponencia: “Los vikingos en Al-Ándalus”
Aquí, Eduardo Morales Moreno comienza definiendo el término “vikingo”, que según dice, fueron los guerreros navegantes escandinavos que asolaron las costas atlánticas de Europa occidental entre los siglos VIII y XI.
Más adelante, da buena cuenta de la embajada de Al-Ghazal a los vikingos, relato situado entre la historia y la leyenda pero aunasí, muy interesante.
Después pasa a relatar las diversas oleadas vikingas, documentadas principalmente desde el lado musulmán (cronistas de Al-Ándalus) Señala también el hecho curioso de que la rica literatura nórdica sea parca en contenidos sobre las correrías vikingas por la Península Ibérica.
Diserta sobre la imagen que da la Historia sobre los vikingos, diciendo que no fueron tan cruelesy sanguinarios como los describen algunas crónicas, y sí buenos comerciantes y viajeros.
Ensalza el barco vikingo, atribuyendo parte de los éxitos que éstos consiguieron al diseño y maniobrabilidad de sus embarcaciones.
También da cuenta de una amplísima bibliografía.

Mariano González Campo, cuarto ponente, describe el mundo vikingo a partir de la ya nombrada anteriormente embajadahispano-musulmana de Al-Ghazal en el siglo IX.
Como otros muchos autores, da por hecho la llegada de los vikingos a América del Norte 500 años ante que Cristóbal Colón.
Cuenta la situación política de Al-Ándalus en esa época y el como y por qué llevó al Omeya
Abdu´r-Rahman II a enviar una embajada a los países nórdicos en busca de pactos y posibles alianzas con los vikingos, así como las aventuras(¿reales o ficticias?) de Al-Ghazal en la corte nórdica.

En el siguiente capítulo, Eduardo Morales Romero nos habla de la única reliquia vikinga encontrada en la Península Ibérica: la “Cajita de San Isidoro”, actualmente en el Museo de la Colegiata de San Isidoro, en León.
Hace una descripción detallada del objeto en cuestión y teoriza sobre como esta curiosa pieza puede haber llegado a su...
tracking img