Lucian

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 555 (138524 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Página

1

Agradecimientos
Transcripción:
♥♥ (jade) ♥♥
Airin
Angie J. Menkaure
Bela123
Darkiel
Eneritz
Denissa Levou
Esmira
FannyLove
Je_tatica
Karlaberlusconi
Leslie
Lili28

Lilith Odonell
Liz
Lornian
Mary Ann♥
Monzee
Pame.grrl
Susana
Upsybetzy
Valeria
VeriitoO
Yahaira
Yurani
Zafira

Corrección:
Anna
Coni
Denissa Levou
Ezme
Karlaberlusconi
Liz
LornianValeria

Revisión y Recopilación:
Coni

Diseño:

Página

2

Mary Ann♥

Sinopsis

U

Página

3

na joven se enamora de un hombre que parece ser un vagabundo,
y están unidos por algo: él es su ángel guardián, pero no recuerda
nada porque padece amnesia. Lo único que sabe es que cada
sueño que Lucian tiene sobre Rebecca, se hace realidad. Y Lucian acaba
de soñar queRebecca... va a morir...

1
Transcrito por bela123

L

Corregido por Coni

a noche del miércoles nos pertenecía a Janne, Spatz y a mí. Como yo
era una niña pequeña pasábamos juntos ese momento de la
semana, salvo las vacaciones, siempre en el mismo lugar: en casa,
en la Terraza Rainville número 9, en Hamburgo.
La idea fue de Spatz, la compañera de toda la vida de Janne. Pronto,
después dellegar a nuestra casa, Spatz llamó la noche del miércoles
Ladies Night In y para esa ocasión preparó una corona. Era de plástico con
cristalitos multicolores del departamento de juguetería de la tienda donde
entonces trabajaba Spatz.
Era ella también quien había fijado las reglas para nuestras Ladies Nights.
Siempre nos turnábamos para llevar la corona la noche del m iércoles, y
también paradecidir cómo pasaríamos la velada. Las únicas condiciones
eran: debía ser algo que hiciéramos juntas y no tenía que costar nada de
dinero.
Yo tenía cuatro años cuando inauguramos nuestra primera Ladies Night In
y fui también la pri mera que llevó la corona. Me sentí de veras toda una
reina y nombré a Spatz y a Janne mis damas de honor. Janne tuvo que
prepararme mi plato preferido: crepas conchocolate caliente, y a Spatz le
pedí que dibujara animales fabulosos; dragones, unicornios y grifos, que
luego las tres pintaríamos.

Página

Primero fuimos Spatz y yo quienes suspiramos hondo cuando Janne abrió
el enorme armario que había en nuestro desván y, tocando ligeramente la
imaginaria corona, anunció: ―Soltar un poco el pasado no puede
perjudicarnos. ¡Así que ninguna protesta,Ladies! ¡A usar los trapos!‖.

4

En determinado momento ya no estuvo la corona o ya no volvimos a
ponérnosla, pero la Ladies Night continuó, y con los años se convirtió en
un ritual al que solo renunciábamos cuando ocurría algo serio.

Afuera arreciaba una tormenta otoñal. Golpeteaba en los cristales como
con dedos de hielo; pero aquí arriba, bajo el tejado, se sentía caliente y
hastarealmente cómodo. Janne había encendido unas velas, del
tocadiscos se escuchaba la sonata Claro de luna, de Beethoven, el
compositor favorito de Janne, y desde la cocina subía hasta nosotras el
aroma de un fresco strudel de manzanas.
El desván ocupaba toda la mitad superior de nuestra casa, y una retorcida
escalera de caracol lo separaba de las habitaciones de abajo. El viejo
entarimado lohabía pulido papá en otros tiempos.
Ese espacio nos encantaba a todos. Era nuestra sala familiar, pues las
habitaciones oficiales las empleábamos propiamente solo cuando teníamos
alguna visita. Aquí arriba se oculta ba algo de cada una de nosotras. Yo me
había apropiado del inmenso sofá con sus muchos cojines, en el que
habíamos pasado innumerables noches de miércoles viendo nuestras
películasfavoritas. La esparmania, mientras, había crecido hasta donde
comenzaba la inclinación del tejado, Janne la compró cuando nací y era
apenas una diminuta plantita; también cada semana ponía flores nuevas
en el jarrón junto a la ventana. A S patz le pertenecía el viejo tocadiscos y
la estantería con una gigantesca colección de aceta tos. Nuestros muebles
los encontraron Spatz y Janne en...
tracking img