México, una nación sin identidad por ana victoria ruíz garrido.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1747 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
MEXICO UNA NACION SIN IDENTIDAD
POR ANA VICTORIA RUIZ GARRIDO
Es curioso que mi tarea trate sobre un tema que me he estado cuestionando los últimos meses. No cabe duda que cuando uno tiene que hablar siempre habrá algo que lo impulse a hacerlo.

¡MI MÉXICO! Lo digo con orgullo y amor, pero también con desesperación e impotencia.
Mi amado país es tan vulnerable, tan frágil y a la vez tanfuerte y resistente; es como un niño de la calle. Decidimos independizarnos del gobierno de España así, como un niño decide alejase de sus padres maltratadores y abusivos prefiriendo la calle antes que seguir soportando las humillaciones y el dolor infringido por quienes le dieron la vida.
El pasado nos arrebató la vida mística, apasionada y poética que teníamos antes de la conquista. No esnecesario encontrar culpables, solo diré que la vida misma nos llevó por un camino nuevo, muy difícil de caminar sin la ayuda de quien nos lo propuso.
España, en su idea de conquista _como se acostumbro siempre por todo conquistador_ nos enseñó a ser católicos, a obedecer sus reglas, a vivir bajo su mandato y a pagar tributo por la ingenua idea que teníamos de verlos como “Dioses liberadores” Y como elniño de la calle, nos cansamos de pagar, de sufrir y de llorar y corrimos lejos, sin pensar en cómo enfrentaríamos a nuestro destino; y al vernos en la calle, libres, sin cadenas, nos dimos cuenta de que no sabíamos qué hacer con nuestra libertad. Bien sabido es que la libertad consiste en tener el libre albedrio de elegir nuestras cadenas.
Y así pasó el tiempo y la veneración que sentíamos porlos españoles permaneció guardada en nuestro subconsciente, haciéndola extensa a cualquiera que viniese del extranjero, a cualquiera que trajera una propuesta diferente, novedosa que pudiésemos seguir ya que no teníamos ni idea de qué hacer con nuestra libertad, no encontrábamos cadenas para elegir, no supimos forjar las nuestras propias. Francia, Estados Unidos, todos ofrecieron propuestastentadoras que con fe adquirimos sin pensar que no estamos hechos del mismo barro y no lo digo pensando en que somos mejores o peores, solo en que somos diferentes.
Tomamos de unos y otros sin reflexionar que tan bueno o malo podría ser, como el niño callejero consume drogas para evitar el frío sin pensar en su salud o come basura para quitarse el hambre perdiendo su dignidad, prostituye su cuerpoporque lo valora menos que al dinero así como nosotros consumimos productos por el simple hecho de ser importados, sin cuestionarnos si realmente los necesitamos o solo es parte de los elementos que solicita el perfil requerido para pertenecer a ésta sociedad, como el niño de la calle roba para que sus compañeros de esquina lo incluyan en su banda, para sentir que “pertenece a algo, que es aceptado”.Pertenecer, encajar, siempre tratamos de ser aceptados por los demás, pero y nosotros ¿Qué es lo que vemos en el espejo cuando lo miramos? ¿Vemos mujeres y hombres disfrazados de extranjeros? ¿Vemos que no somos lo que el resto del mundo espera de nosotros? ¿Por qué no podemos vernos a nosotros mismos? Nos frustramos porque tratamos de encontrar el reflejo de alguien más, ya que no vemos unrostro dorado coronado con un gran penacho formado de hermosas plumas de quetzal y pavorreal, ni tampoco se refleja una cara de tez blanca y ondulantes cabellos claros enmarcando un par de ojos azules o verdes. Solo nos vemos a nosotros, sin querer reconocernos, sin querer aceptar lo que somos, personas que no son ni in indígenas ni europeos, ¡SOMOS MEXICANOS! algunos de ojos negros, otros de ojosclaros, algunos de piel morena otros de tez blanca, algunos altos otros bajitos, algunos gorditos y otros esbeltos. Mexicanos hechos del barro de muchas naciones, de muchos colores, de muchos sabores y eso es lo que nos hace tan especiales. Ya no somos aztecas ni mestizos ni criollos, somos mexicanos y así deberíamos aceptarnos nosotros mismos. ¿Cómo esperar que el mundo nos acepte si ni siquiera...
tracking img